Imprimir

MH17: la versión de Bellingcat

Eulixe | 02 de julio de 2019

Comenzamos el especial sobre el accidente del MH17 (que costó la vida a 298 personas el 17 de julio de 2014) con un repaso a las investigaciones realizadas por Bellingcat, un sitio web de investigación que utiliza fuentes de código abierto para realizar sus pesquisas. 

El portavoz del Equipo conjunto de investigación, o JIT, por sus siglas en inglés, que lleva la instrucción del accidente del Boeing de Malaysia Airlines en los aires del Donbass en julio de 2014, mencionó los nombres de cuatro sospechosos en una rueda de prensa el pasado 19 de junio.

"Hemos llegado a esa etapa (de la investigación) en la que la fiscalía puede comenzar la persecución. Estamos hablando de cuatro sospechosos que están involucrados en el transporte del sistema de misiles Buk-M1 al territorio de Ucrania ", dijo el portavoz. Asimismo, se hicieron públicos los nombres de los sospechosos: Igor Guirkin, Serguey Dubinsky, Oleg Pulátov, Leonid Járchenko.

Las acciones de estas personas llevaron al  derribo de la aeronave. Aunque no se trata del hecho de que fueron estas personas las que pulsaron el botón de lanzamiento, se sabe que ellos participaron en el tránsito del sistema de defensa aérea Buk en el territorio de Ucrania - Portavoz del Equipo Conjunto de Investigación.

Según sus palabras, se emitirá un orden judicial internacional para el arresto de los sospechosos. Aunque el Equipo conjunto  de investigación tiene un canal en YouTube y un perfil de Twitter donde publica ciertos materiales y constancias que confirman el carácter criminal del accidente aéreo, el proceso de la investigación sigue siendo confidencial hasta el juicio previsto para el 9 de marzo de 2020.  

El renombrado proyecto de periodismo investigativo, Bellingcat, ha estado efectuando su propia disquisición y publicó el mismo 19 de junio unos resultados concluyentes que forman una versión de los acontecimientos previos y posteriores al derribo de avión.

Es cierto que una gran parte de pruebas y evidencias utilizadas por los periodistas del proyecto tiene su origen en las publicaciones en las redes sociales, foros temáticos y otras fuentes abiertas en Internet y, por lo tanto, carece de rigor científico. Sin embargo, los propios jueces instructores de JIT usan tanto las mismas fuentes como el método de investigación con datos virtuales, ya que, según lamentan, "la zona de investigación en el este de Ucrania sigue siendo inaccesible para el grupo de instrucción".

Otra fuente que usan con mucha frecuencia los equipos de JIT y Bellingcat son las conversaciones de los insurgentes del Donbass escuchadas y publicadas abiertamente por el Servicio de Seguridad de Ucrania (o SBU, por sus siglas en ucraniano). Las llamadas publicadas fueron solo una pequeña selección del inventario total de intercepciones capturadas en el período que rodea el incidente, y se sabe que el JIT ha recibido datos de las autoridades ucranianas sobre aproximadamente 150.000 conversaciones telefónicas interceptadas. Una parte desconocida de estas llamadas contiene evidencia relevante para el caso MH17, y algunas se hicieron públicos más tarde por el JIT, tanto en su canal de YouTube como durante las ruedas de prensa como parte de una llamada para testigos, y como evidencia adicional que respalda sus afirmaciones sobre los acontecimientos que precedieron y siguieron a la tragedia.

Ya que la información llega del Servicio de Seguridad de Ucrania, una parte presuntamente involucrada en el derribo del vuelo MH17, esta se somete a un análisis meticuloso de su veracidad. En particular, los periodistas de Bellingcat comparan las voces que suenan en las grabaciones con otras entrevistas en las que aparecen los insurgentes supuestamente identificados. Ya ha habido una gran cantidad de pruebas de fuentes abiertas que corrobora la autenticidad de las llamadas publicadas. Varias de estas llamadas son conversaciones telefónicas interceptadas entre los separatistas y Serguey "Jmuriy" Dubinsky, el (ex) oficial de Directorio Principal de reconocimiento y ex jefe del Servicio de inteligencia de la llamada República Popular de Donetsk ("RDP") que supervisó el transporte del lanzador de misiles Buk - M1 que derribó el MH17 sobre Ucrania. La ruta de transporte del Buk-M1 discutida en estas conversaciones grabadas coincide exactamente con la ruta a lo largo de la cual se filmó y fotografió el lanzamisiles en el este de Ucrania el 17 de julio de 2014. Además, los líderes de la insurgencia Igor Bezler y Nikolay Kozitsyn han admitido que efectivamente fueron sus voces las que se escuchan en las intercepciones.

unnamedMapa de la región del Donbass en el este de Ucrania el 17 de julio de 2014. Las milicias separatistas respaldadas por Rusia en la Óblast de Donetsk se afiliaron principalmente con la DNR (República Popular de Donetsk), resaltada en azul, mientras que los separatistas en el Óblast de Luhansk se dividieron en gran parte entre la LNR (República Popular de Luhansk), marcada en rojo; y la Guardia nacional de los cosacos, resaltada en amarillo.

 

Bellingcat publicó los nombres reales de varios militantes que participaron en las interceptaciones del SBU junto con una evaluación preliminar de su respectivo nivel de participación en el transporte de Buk y / o la caída del MH17. Algunas de estas identidades no han sido publicadas anteriormente por Bellingcat u otros medios. Asimismo, el equipo creó un organigrama que muestra a la mayoría de los individuos escuchados o mencionados en las conversaciones interceptadas dentro de la estructura jerárquica del RDP en julio de 2014.

 

imagen2Jerarquía de los individuos y grupos en la RPD que figuran en las conversaciones interceptadas relacionadas con el derribo del MH17

 

 

Las intercepciones del SBU promulgadas después de la caída del MH17 incluyen dos conversaciones con Igor Nikolaevich Bezler, un ciudadano ruso nacido en Crimea en 1965  que también es conocido por su apodo "Bes" (Demonio). Según el SBU, Bezler era un ex oficial de GRU (Inteligencia rusa) que terminó su servicio en 2002 con el rango de teniente coronel. Afirman que fue reclutado por la inteligencia militar rusa en febrero de 2014 para participar en la anexión de Crimea, y más tarde para formar grupos insurgentes en la región de Donbass en el este de Ucrania. Bezler no quiso confirmar los rumores de su servicio en Afganistán y Chechenia, pero admitió que se había retirado de las fuerzas armadas rusas antes de regresar a Crimea. Al principio de la guerra en el Donbass, Bezler se convirtió en un conocido líder separatista del RDP, con su Estado Mayor ubicado en el pueblo de Horlivka. Aunque Bezler tenía la reputación de un comandante  independiente, reconocía el liderazgo de RDP y coordinaba las operaciones con otros grupos armados de la república. A mediados de julio, sus fuerzas, informalmente conocidas como el Grupo Bezler, también controlaban los pueblos circundantes de Yenakieve, Dzerzhynsk (Torez), y partes de Makiivka, mientras que algunos de sus unidades, según informes, también apoyaban a otras milicias separatistas en las líneas del frente cerca de Donetsk. En otoño de 2014 Bezler volvió a su Crimea natal donde reside actualmente. 

Una de las conversaciones publicadas presuntamente interceptada dos minutos antes del derribo de MH17, presenta a dos interlocutores, Bezler y un tal “Naemnik”, quien le comunica que “el pajarito [el avión] se está dirigiendo hacia vosotros”, que no sabe decir si es un avión de reconocimiento o uno grande porque está detrás de las nubes. Bezler manda “avisar a los superiores”; tanto Naemnik como Bezler parecen asumir que se trata de un avión militar ucraniano.

Una serie de indicios permiten identificar a Naemnik, o “Naymanets” (Mercenario) en ucraniano, con Valery Stelmaj, nacido en 1955 en la región de Donbass, veterano de guerras en Afganistán y Chechenia, que supuestamente se unió a la insurgencia poco después del desencadenamiento del conflicto armado. Perdió sus posiciones contra el ejército ucraniano cuatro días después del derribo y finalmente se fue a vivir a Rusia, donde, al parecer, colabora con las tropas de cosacos.

A base del contenido de las interceptaciones de la SBU, el papel de Valery Stelmaj en el derribo del MH17 fue bastante importante, ya que parece ser el primer oficial de rango que, minutos antes del derribo,marcó el Boeing 777 como un posible avión enemigo sin permitir la posibilidad de que pudiera ser un avión de pasajeros.

A menos que el MH17 fuera visto de alguna manera y identificado por segunda vez por otra unidad, fue el mensaje de Stelmakh el que debió haber llegado a la tripulación de Buk de una  u otra manera.

imagen3La ruta de vuelo y el último punto registrado por el FDR (Grabador de datos de vuelo) del MH17 se muestran junto con las líneas frontales en rojo; el territorio aproximado controlado por Bezler resaltado en azul; la frontera administrativa entre las óblasts de Donetsk y Luhansk, en blanco. El lugar de lanzamiento del misil Buk y el sitio principal  de caída están indicados con los íconos verde y rojo respectivamente.

 

Otra llamada interceptada por la Inteligencia ucraniana, que data unos 20 minutos después del derribo de MH17, revela a Bezler y su interlocutor, propietario de un número de teléfono ruso. Bezler comunica: “Acaban de derribar un avión. El grupo de “Minior”. Ha caído detrás [del pueblo de] Yenakieve. Han ido a buscarlo…”, y asume su responsabilidad por el ataque. Ucrania identifica al interlocutor de Bezler como un oficial de GRU ( Inteligencia rusa), Vasily Gueranin, aunque la insuficiencia de datos no permite a Bellingcat confirmar la hipótesis.

Según la información de fuentes abiertas, el nombre real del comandante con el distintivo de llamada Minior es Igor Ivánovich Ukraínets, nacido en 1971. Antes del estallido de la guerra en el Donbass, vivió en en el Óblast de Donetsk y posee la ciudadanía ucraniana. Ukrainets se unió al conflicto armado en el Donbass en abril de 2014. En un momento durante el conflicto, según informes, recibió el rango de teniente coronel dentro de las filas de la RDP. A principio de julio de 2014 fue acusado de deserción por el Ministro de Defensa de la RDP y estuvo a punto de enfrentar un arresto y juicio, que nunca se llevó a cabo. Ukraínets siguió encabezando una unidad separatista dentro del grupo de Bezler. Es difícil decir qué papel podría haber jugado Igor Ukraínets en el transporte de Buk-M1 y/o en el derribo de MH17. Si bien muchos lo han interpretado como si Bezler informara que el avión había sido disparado por la unidad de Minior, fue algo no mencionado explícitamente por Bezler que dejó encima de la mesa la posibilidad de que la unidad de Ucraínets simplemente había informado a Bezler sobre el derribo. Asimismo, se baraja la versión, respaldada por la entrevista de un oficial separatista a Associated Press, de que “Minior” facilitó el transporte de Buk M1 al supuesto punto de lanzamiento de misil en el pueblo  Snizhne. 

Bezler en varias ocasiones lanzó mensajes en su defensa. Su argumento principal consiste en que las conversaciones interceptadas se referían a otro avión militar, SU-25, derribado por sus subordinados 24 horas antes. Sin embargo, hay constancias de dos accidentes aéreos el día anterior al de MH17, que no podrían ser fruto de las acciones de Bezler, sea por el lugar de caída, sea por los misiles que no podrían haber estado a disposición de los separatistas en ese momento.

Las siguientes llamadas relevantes al caso son las que interceptó y publicó el SBU; la primera fue grabada 13 minutos tras el derribo del avión; las otras dos, inmediatamente después. En estas tres conversaciones un tal “Mayor” y un tal “Grek” hablan de que los autores del derribo fueron los cosacos del puesto de control) Chornújino y que el avión se hizo añicos en el aire; la tercera conversación se produce cuando “Mayor” se da cuenta de que el avión siniestrado llevaba pasajeros civiles. Hay diferentes indicios que permiten identificar a los dos interlocutores; supuestamente, Mayor es el apodo de Igor Afonin, un separatisa que se suicidó en 2016; hay diferentes versiones de la identidad de Alexander "Grek”, pero no hay una hipótesis oficial. Las fuentes disponibles indican que él también era miembro del grupo Bezler y en el momento de la caída del MH17 se encontraba en el cuartel en Yenakieve.

Ni “Grek” ni “Mayor” participaron directamente en el derribo del MH17. El análisis de las fuentes y otras constancias permite descartar la versión en la que los autores del derribo fue la guardia cosaca que controlaba los territorios contiguos a los del Grupo Bezler. Seguramente, “Mayor”” se ha había confundido en sus estimaciones del lugar del lanzamiento del misil. 

En publicaciones anteriores Bellingcat estableció un claro vínculo entre el derribo de MH17 y el batallón Vostok (“Este”), otro grupo militar que controlaba en julio de 2014 algunas poblaciones de la RDP. “Vostok” fue creado por Alexandr Jodakovski, nacido en 1972 y residente de Donetsk,  militar ucraniano que tras el comienzo del conflicto armado se puso de lado de los separatistas. Hasta el 16 de julio de 2014 ocupó el puesto del “Ministro de la Seguridad Pública de la RDP”. 

La relación del batallón "Vostok" con el transporte de Buk M1 es más evidente conforme a las escuchas telefónicas efectuadas por el Servicio de Seguridad de Ucrania, en el que Sergey "Jmury" Dubinsky (el Jefe de Inteligencia de RDP) instruye a la persona con el distintivo de llamada "Buriat" que Buk M1 debe unirse a la columna de tanques de "Vostok". Después del derribo Jodakovsky también fue acusado de tratar de ocultar los registradores de vuelo MH17 (también conocidos como la "cajas negras") por una orden de Moscú. 

En otra conversación interceptada “Jmury” (“Sombrío”)  habla con un tal “Sanych” precisando el lugar en el que Buk M1 iba a unirse a la columna de tanques a la mañana del 17 de julio. La ubicación que indica “Sanych” coincide con la que muestran las fotos de los testigos que vieron el camión de remolque cargado con el lanzamisiles Buk el mismo día. 

4Izquierda: fotografía de Buk M1 y el camión de plataforma baja estacionados en la avenida Ilych en Donetsk, aproximadamente 1,1 km al oeste de la rotonda "Motel", mencionada reiteradamente en las conversaciones interceptadas
Derecha: una imagen de un video, registrado alrededor de las 10:23, que muestra a Buk M1 parado en la autopista de Makiivka justo detrás de la rotonda "Motel". Este marco en particular es de baja calidad pero tiene importancia porque parece mostrar tres individuos, uno vestido de azul, sentados en el césped en la sombra detrás del camión, posiblemente el equipo de Buk M1.

 

Un análisis meticuloso de las conversaciones publicadas muestra que es más probable que Sanych fuera un miembro de alto rango de la brigada Vostok y no un subordinado de Dubinsky. Varios indicios llevan a la identificación de “Sanych” como Alexandr Semiónov, nacido en 1967, de nacionalidad ucraniana, que al parecer colaboró con Jodakovsky desde el principio de la guerra del Donbass. De mayo de 2014 ocupó el cargo de “Ministro de economía de RDP” por lo menos durante tres años. Sigue residiendo en Donetsk y participando en la vida política. 

"Sanych" probablemente ejecutó la orden de Jodakovsky de recibir Buk M1 con la columna de tanques, algo que  lo convierte en un importante testigo de los acontecimientos previos al derribo de MH17. También lo fueron  los separatistas que acompañaron la columna "Vostok" A juzgar por los materiales de video disponibles, la columna "Vostok" incluía tres tanques con al menos 15 separatistas, un camión con blindaje propio, que tenía al menos 10 separatistas más, un Volkswagen Transporter blanco, así como un todoterreno negro. Un compilación de tres videos en los que se ve el movimiento de la columna de Shajtersk a Torez, fueron cargados en el canal oficial de YouTube  The Essence of Time, el movimiento patriótico pro-soviético ruso, cuyos miembros sirvieron en el batallón "Vostok - 1”.

El 22 de julio de 2014, cinco días tras el derribo, el corresponsal de Reuters, Antón Zvérev, entrevistó al comandante de"Vostok", en la cual Jodakovsky, admitió que el 17 de julio los separatistas tuvieron a disposición los sistemas Buk; entre ellos, cuatro instalaciones defectuosas de "Buk" incautadas de las fuerzas ucranianas, y otro Buk, que llegó de Lugansk y se dirigía a Snezhne (el lugar del lanzamiento del misil). Posteriormente Jodakovsky apeló que la información había sido sacado del contexto.

Además de apoyar el transporte de Buk M1, el comandante de Vostok también fue acusado de haber cumplido las órdenes de Moscú en relación con los registradores del vuelo MH17 a base de dos llamadas interceptadas por el SBU. Jodakovsky no negó su autenticidad. Por el contrario, explicó que en ese momento él y sus colegas insistieron en la necesidad de obtener los registradores porque ellos podrían caer en manos de los "merodeadores", mientras que él tenía la intención de entregarlos a los investigadores. Cuando se le preguntó acerca de las instrucciones de Moscú, Jodakovsky explicó: "Tenemos contactos con algunos círculos en Moscú. No con los círculos oficiales, sino con los círculos sociales ". También afirmó que Rusia también estaba interesada en establecer la verdad sobre la tragedia, y él no quería que los registradores de vuelo no acabaran en manos ajenas para evitar varias “insinuaciones contra Rusia”. Sin embargo, en la llamada interceptada se puede oír claramente a Jodakovsky diciendo que las cajas negras deben estar ocultas de la OSCE. Esto suena como un claro intento de ocultar la evidencia relacionada con el derribo del MH17.

Según el Consejo de Seguridad de los Países Bajos, los registradores de vuelo se recuperaron en el lugar del derribo "por personas desconocidas para el equipo de investigación" y fueron entregados al representante de Malasia por los altos mandos del "RDP” en Donetsk el 21 de julio de 2014. Nunca fueron encontrados un registrador de explotación y dos radiofaros de emergencia, cuyo aspecto es parecido al de un registrador. 

Aunque Jodakovsky negó repetidamente la participación de los separatistas en el derribo del MH17, como resultó, muchas de sus declaraciones contradicen la línea oficial de defensa e incluso revelan datos más importantes acerca del accidente del avión que él, tal vez, deseaba. En el verano de 2018 por un conflicto político con los líderes de la "RPD", Jodakovsky se mudó a Rusia y desde entonces ha vivido allí.

5 El lanzamisiles Buk M1 fotografiado (izquierda) y filmado (derecha, versión recortada) en Snizhne mientras se dirigía hacia el sur, hacia un puesto de control cerca del pueblo de Pervomayskyy, al lado del sitio de lanzamiento final, a primera hora de la tarde del 17 de julio de 2014. El video muestra que el lanzamisiles Buk fue escoltado por un vehículo de color oscuro.

 

Otra organización claramente involucrada en el transporte de Buk M1 al lugar del ataque aéreo fue el Directorio principal de Inteligencia de RPD (“GRU DNR”), creada en mayo de 2015 y que contaba en el auge de su actividad, en 2015, con hasta 1500 combatientes. Aparte del papel fundamental que interpretó “Jmury” Dubinsky en la actividad previa y posterior al derribo, varias evidencias indican la presencia de Oleg Pulatov (distintivos de llamada “Gyurzá” o “Jalif” (Califa), su subordinado, en el lugar de la caída del avión inmediatamente tras la tragedia. Pulátov, quien encabezaba el departamento de reconocimiento de Inteligencia en el Donbass, apoyó la hipótesis de un complot afirmando que algunos cuerpos estaban demasiado “hinchados” y desprendían un olor penetrante. La declaración de que antes de la caída del MH17ya estuviera cargado de cadáveres, se convirtió en una de las teorías de conspiración que se difundieron en Internet después del derribo.

Unos materiales publicados por JIT mencionan a otro oficial de Inteligencia, Leonid Járchenko, como un organizador del lanzamiento del misil y el posterior transporte de Buk M1 a Rusia. Járchenko, o “Krot” (Topo), nacido en 1972 y ciudadano de Ucrania, antes del conflicto armado, según varias fuentes, había participado en el crimen organizado. En el movimiento separatista se unió a la Inteligencia y fue un subordinado de Dubinsky y Pulátov. En las llamadas interceptadas Járchenko comunica la llegada de Buk M1 al territorio de Rusia al día siguiente al derribo.  En un video grabado en Lugansk el 18 de julio, está claro que Buk M1 fue transportado en el mismo camión en el que había llegado el día anterior a Snezhne. El video también muestra que en ese momento en que la instalación de Buk M1 carecía de un misil, el que derribó el MH17. La ubicación de Járchenko después de 2015 es desconocida. Hay datos internos de que el separatista podría haber sido asesinado en 2017 en Rusia por saber demasiado del accidente del MH17.

Se conoce que dos subordinados de Járchenko, Oleg Sharpov, o “Zmei” (Serpiente), y Eduard Guilázov, o “Riazan”, respectivamente, cumplieron las órdenes de este llevando el lanzamisiles al lugar de lanzamiento y facilitando el transporte de Buk M1 de vuelta a Rusia. Ambos fallecieron en diferentes circunstancias; hay versiones que el Ministro de Defensa de RPD, Igor Strelkov, y Serguei “Jmury” Dubinsky están involucrados en la muerte de Guilazov.

6 El lanzamisiles Buk M1 fotografiado (izquierda) y filmado (derecha, versión recortada) en Snizhne mientras se dirigía hacia el sur, hacia un puesto de control cerca del pueblo de Pervomayskyy, al lado del sitio de lanzamiento final, a primera hora de la tarde del 17 de julio de 2014. El video muestra que el lanzamisiles Buk fue escoltado por un vehículo de color oscuro.

 

Otra conversación interceptada por el SBU y publicada dos días tras el derribo en Youtube, en la que “Jmury” Dubinsky habla con un tal “Botsman” en la que, por un lado, confirma su ubicación a menos de diez kilómetros del campo Pervomaisky, de donde se lanzó el misil, y por otro lado, la reciente recepción de Buk M1. Suena más estresado que en otras escuchas y informa del derribo de un avión militar SU-25 (lo que indica que la conversación tuvo lugar antes del reconocimiento de la aeronave como civil). 

“Botsman” (Contramaestre) fue identificado por Bellingcat como Serguei Povalyaev, veterano de las guerras en Afganistán y Chechenia, que supuestamente fue uno de los auxiliares o incluso tenientes de Igor Bezler. Murió de neumonía en Rusia en 2016. El hecho de que Dubinsky creyó que su lado había derribado un avión militar también habla de que la tripulación de Buk M1 probablemente  había estimado de forma errónea y había atacado el MH17. Transmitiendo el mensaje sobre el avión avistado a Igor Bezler, Valery Stelmaj mencionó que un avión desconocido ("el pajarito") volaba en dirección a Gorlovka y añadió que no estaba seguro de qué tipo de avión era, ya que no era visible más allá de las nubes.

Teniendo en cuenta que después de eso el MH17 voló en dirección a la línea de frente al sur de Snezhne, la tripulación de Buk M1 aparentemente lo confundió con el avión de asalto Su-25 ucraniano, que podría asestarlos, y no consideró la posibilidad de que estaba a punto de derribar un avión de pasajeros. Sin embargo, sin más evidencia de los detalles del proceso, las decisiones que llevaron a la caída del MH17 siguen sin estar claras.

En cuanto al Ministro de Defensa de la RPD, Igor Strelkov, cuyo apellido real es Guirkin, la conversación telefónica con Sergey Dubinsky  interceptada el 18 de julio y analizada por Bellingcat está relacionado con el retiro del lanzamisiles Buk-M1 del territorio separatista en Ucrania a Rusia. Dado que la mayoría de los separatistas que pueden vincularse con el derribo del MH17 eran sus subordinados, es probable que también estuviera plenamente al tanto del suministro e importación de Buk-M1 de Rusia. Varias evidencias confirman una estrecha colaboración entre Strelkov, Pulátov y Járchenko a mediados de julio de 2014; los dos últimos supuestamente proporcionaron seguridad a Buk cerca del lugar de lanzamiento.

Al identificar a la mayoría de los acusados en las conversaciones telefónicas interceptadas, publicadas por el SBU y el JIT, Bellingcat concluyó que por parte de los separatistas la Inteligencia de RPD ( "GRU DNR" ) y el grupo Bezler fueron los que tuvieron más responsabilidad en el derribo del MH17, mientras que la participación de otros grupos separatistas, en particular el batallón Vostok, se limitó principalmente a la asistencia en el transporte de la instalación Buk M1 en el territorio del este de Ucrania controlado por los separatistas.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/reportajes/mh17-version-bellingcat/20190701173545015362.html


© 2019 Eulixe

@Eulixe.com