La India propone censurar Internet al estilo de China

La India propone censurar Internet al estilo de China

El gobierno de la India ha hecho una propuesta que le otorgaría nuevos y amplios poderes para suprimir el contenido de Internet, con lo que inició una batalla acalorada con los gigantes de la tecnología global y fue comparado con la censura en China.

Según la propuesta, informa The New York Times, los funcionarios indios podrían exigir que Facebook, Google, Twitter, TikTok y otros eliminen las publicaciones o videos que los primeros consideren difamatorios, invasores de la privacidad, odiosos o engañosos. Los proveedores de Internet también tendrían que crear herramientas de detección automatizadas para impedir que los indios vean "información o contenido ilegal". Otra disposición debilitaría la protección de la privacidad de los servicios de mensajería como WhatsApp para que las autoridades puedan rastrear los mensajes a sus remitentes originales.

El gobierno del primer ministro Narendra Modi podría imponer las nuevas medidas en cualquier momento después de que finalice el período de debate público el próximo jueves, 21 de febrero. La administración se ha empeñado a poner las nuevas medidas en marcha antes de que se fije la fecha para las elecciones nacionales de esta primavera y entren en vigor reglas especiales que limitan la emisión de nuevos decretos.

Los grupos de defensa de libertades civiles y otros críticos afirman que los cambios violan las disposiciones de la Constitución de la libertad de expresión y la privacidad y llevan a la India en la misma categoría que los países autocráticos como China y Rusia. Algunos de ellos sugieren que el gobierno de Modi se apresura a adoptar las regulaciones para poder presionar más fácilmente las plataformas tecnológicas y eliminar publicaciones de los opositores políticos en las redes sociales en las próximas elecciones.

"Los cambios propuestos tienden al autoritarismo", dijo Apar Gupta, director ejecutivo de Internet Freedom Foundation, un grupo de defensa de derechos digitales, que planea impugnar los decretos en los tribunales si se promulgan. "Esto es muy similar a lo que China hace a sus ciudadanos, donde controla cada movimiento y rastrea cada una de sus publicaciones en las redes sociales".

Las propuestas de la India se suman a la creciente resistencia mundial contra los gigantes de Internet como Google y Facebook, que florecieron en sus tiempos sin mayores impedimentos. El año pasado, los funcionarios europeos implementaron nuevas y estrictas medidas para proteger los datos de las personas en línea, lo que obligó a las empresas a cambiar algunas prácticas. China ha utilizado durante mucho tiempo un sistema de filtros de Internet, conocido como el Gran Cortafuegos, para bloquear el contenido y excluir a las compañías tecnológicas globales. En una revisión de 2017, The New York Times registró que más de 50 países en los últimos años habían aprobado leyes para obtener un mayor control sobre la forma en la que su población usa la Red Global.

El resultado puede ser una Internet fragmentada, donde una superautopista de información unificada se ha restringido cada vez más en ciertas áreas. En la India, el gobierno ha utilizado leyes para alejar a los usuarios de los gigantes tecnológicos estadounidenses y atraerlos hacia competidores locales, como ShareChat, una red social que opera solo en idiomas indios, y Reliance Jio, un gigante de telefonía móvil  financiado por el hombre más rico de la India.

Mishi Choudhary, fundadora de SFLC.in, un grupo de defensa legal en Nueva Delhi, dijo que los gobiernos de la India habían intentado, durante más de una década, ejercer un mayor control sobre el contenido de Internet, pero  los tribunales lo habían restringido. El gobierno actual está intentándolo de nuevo, afirma Choudhary.

Mishi Choudhary, fundadora de SFLC.in, un grupo de defensa legal en Nueva Delhi que intentará denunciar el nuevo proyecto de ley

"Los ministros han dicho que estas compañías tendrán que cumplir con las leyes de la India, y es que las leyes indias son bastante regresivas", dijo Choudhary, cuyo grupo presentó comentarios que se oponen al nuevo proyecto de ley. “Tenemos la moral india. Tenemos que mantener la ley y el orden y no podemos herir los sentimientos religiosos ”.

El Ministerio de Electrónica y Tecnología de la Información de la India, que propuso cambios en el contenido de Internet, dijo que la nueva propuesta se basa en las leyes existentes y es necesaria para combatir la información falsa e ilegal en las redes sociales. Las regulaciones también buscan que las empresas extranjeras de tecnología, incluidos los fabricantes chinos de aplicaciones que ahora tienen poca presencia en la India, sean más responsables. A las empresas con más de cinco millones de clientes indios se les exigirá establecer una subsidiaria local y asignar dirigentes que residan en el país.

Ajay Sawhney, el Secretario del gobierno y el Ministerio de Tecnología de la información, no accedió a una entrevista. Los funcionarios han sugerido en privado que considerarán las respuestas públicas al proyecto de ley y harán ajustes antes de emitir una versión final.

Microsoft, Facebook y docenas de otras compañías de tecnología están luchando contra las propuestas trabajando de manera independiente, así como a través de grupos comerciales. La compañías critican las nuevas medidas por ser técnicamente poco prácticas e ir lejos de la forma en que el resto del mundo regula los "intermediarios de datos", un término para las compañías que albergan datos proporcionados por sus clientes y usuarios.

En la mayoría de los países, entre los cuales aún consta  la India, a estos intermediarios se les otorga un "puerto seguro". Eso significa que están exentos de responsabilidad por el contenido ilegal o inapropiado publicado en sus servicios, siempre que lo eliminen una vez que un tribunal u otra autoridad designada lo notifique.

Microsoft afirmó en una presentación ante el Ministerio la semana pasada que sería "imposible desde el punto de vista del proceso, legal y tecnológico" cumplir con los nuevos estándares de la India.

Satya Nadella, director ejecutivo de Microsoft, es originario de la ciudad de Hyderadab en la India y es un icono comercial para el pueblo indio

La compañía, cuyo director ejecutivo, Satya Nadella, nació en Hyderabad, es un ícono comercial en la India, dijo que la propuesta agrupaba a todos los intermediarios, desde las redes sociales hasta los puntos de conexión Wi-Fi, aunque cada uno tiene un nivel diferente de control sobre el contenido que fluye a través de él. En la presentación, Microsoft informó que sería difícil filtrar el contenido de los juegos de azar, ya que la nueva ley lo exigirá. Filtrar todo el contenido exigido por el gobierno no solo violaría la privacidad y la libertad de expresión, escribió la compañía, sino que también sería tan desafiante que "el costo de incluso intentar el cumplimiento será exorbitante".

Los grupos comerciales que representan a las empresas de tecnología más grandes han expuesto argumentos similares en sus presentaciones.

La semana pasada, WhatsApp, que es propiedad de Facebook y tiene unos 250 millones de usuarios activos en la India, dijo que no podía cumplir con el requisito propuesto de rastrear los mensajes virales hasta su origen sin destruir las medidas de protección de privacidad que son fundamentales para el servicio.

"WhatsApp se preocupa profundamente por crear un espacio para conversaciones privadas en línea", dijo Carl Woog, el portavoz de la compañía, en una conferencia de prensa en Nueva Delhi. Woog agregó que las reglas propuestas "requerirían que volviéramos a diseñar WhatsApp, lo que llevaría a un producto diferente, uno que no sería fundamentalmente privado".

Google y Facebook se negaron a comentar más allá de las presentaciones hechas por los grupos de la industria a los que pertenecen. Twitter, que querella con el Parlamento de la India por las afirmaciones de que suprime el contenido de la derecha, dijo en una declaración que esperaba que cualquier cambio en la legislación  "lograría un equilibrio frágil que proteja valores importantes como la libertad de expresión".

El año pasado, la India comenzó a señalar que planeaba imponer estrictas reglas a la industria de la tecnología que terminarían con la libertad de la que los gigantes de la tecnología estadounidense han disfrutado durante mucho tiempo en este país de 1.300 millones de personas. La India ha sido el mercado que experimentó el crecimiento más rápido para los nuevos usuarios de Internet. Entre otras cosas, los funcionarios discutieron la restricciones que impuso Europa sobre lo que pueden hacer las grandes compañías de Internet con los datos personales de los usuarios.

Las autoridades indias están luchando contra los mensajes inflamatorios que se propagan en las plataformas sociales. En 2017, las autoridades bloquearon Internet en el estado de Punjab justo antes de que un gurú espiritual popular fuera condenado por cargos de violación. Eso no impidió que sus seguidores inundaran las calles, y al menos 30 personas murieron en la violencia.

Las propuestas más recientes sobre el contenido de Internet se presentaron en una reunión privada con empresas de tecnología en diciembre de 2018. Las negociaciones avanzaban a un paso rápido hasta que los detalles se filtraron a The Indian Express, un periódico local, lo que obligó al gobierno a invitar a la sociedad india a un debate más amplio.

Los funcionarios han ofrecido al pueblo poca explicación de la propuesta, más allá del deseo de frenar el tipo de falsos rumores acerca de los secuestradores de niños que se difundieron en WhatsApp hace un año y que incitaron a las turbas enojadas a matar a dos docenas de personas inocentes;  desde entonces la ola de violencia ha disminuido.

Las próximas elecciones nacionales han sumado urgencia a las propuestas. La Comisión Electoral de la India, que administra las elecciones nacionales y regionales, está considerando prohibir todo el contenido de los medios sociales y los anuncios destinados a influir en los votantes durante las 48 horas antes de que comience la votación, según un informe interno obtenido por los medios de comunicación. Para ordenar tal prohibición, la comisión escribió al Ministerio de Tecnología de la Información la semana pasada pidiendo que enmendara las nuevas reglas para prohibir específicamente el contenido en Internet que viole las leyes electorales o las órdenes de comisiones.

La compañía que más impulsó la creación de nuevas medidas  fue Reliance Jio, una compañía de teléfonos móviles de rápido crecimiento controlada por Mukesh Ambani, el industrial más rico de la India. Ambani, un aliado del primer ministro Modi, no ha ocultado sus planes de convertir Reliance Jio en un servicio de información de uso múltiple que ofrece transmisión de videos y música, mensajes, transferencias de dinero, compras en línea y servicios de banda ancha en el hogar.

Mukesh Ambani, el empresario más rico de la India y aliado del gobierno de Modi, ha apoyado activamente la nueva propuesta

En una presentación la semana pasada, Reliance Jio dijo que las nuevas reglas eran necesarias para combatir a los "maleantes" e instó al gobierno a ignorar las protestas de libre expresión. La compañía también informó que los servicios de mensajería cifrada como WhatsApp, "aunque son perceptiblemente beneficiosos para los usuarios, son perjudiciales para el interés nacional y, por lo tanto, no deberían permitirse".

 

Comentarios