Eulixe

Dos neonazis detenidos por traficar con drogas para financiar una ‘guerra racial’

La Guardia Civil y los Mossos d’Esquadra detuvieron ayer domingo 13 de diciembre a dos neonazis pertenecientes a un movimiento supremacista blanco en los municipios de Pamplona (Navarra) y Ronda (Málaga). Ambos pretendían organizar una operación de tráfico de drogas con la cual financiar a grupos armados en zonas rurales para librar una “guerra racial”.Estas dos detenciones son el resultado de una investigación iniciada en 2019 y que llevó a las otras dos detenciones de supremacistas el pasado mes de septiembre. Un registro minucioso de sus domicilios ha permitido comprobar que los detenidos, al parecer, tenían la intención de cultivar y vender sus propias sustancias psicoactivas para financiar y crear comunidades blancas armadas y prepararlas para esa “guerra racial”.

2020-12-13_SUPREMACISMO_01-kwVC--620x349@abc
Agentes en el registro de uno de los domicilios. Fuente: Guardia Civil.
Dos neonazis detenidos por traficar con drogas para financiar una ‘guerra racial’

Artículo original de Al Descubierto

Un año de investigación tras el supremacismo blanco en España

A finales de 2019, la Guardia Civil y los Mossos d’Esquadra comenzaron a colaborar conjuntamente en la investigación de diversos grupos de Telegram desde los cuales se vertían mensajes supremacistas y de enaltecimiento al terrorismo, además de mensajes racistas y contra otros colectivos por razones ideológicas, religiosas o de orientación sexual. Estos grupos eran “Proyecto de vida heróico” y “Filosofía de las armas” además de los canales “Magna Europa” y “Armas”, todos ya eliminados actualmente.

Al parecer, los detenidos, dos jóvenes de unos 30 años, utilizaban estos canales para “captar” a posibles colaboradores e ir seleccionándolos en función de su capacidad y la radicalidad de sus ideas. Así, finalmente, el 11 de septiembre de 2020 se realizaron las primeras dos detenciones: una en Campello (Alicante) y otra en la Pobla de Cèrvoles (Lleida). El detonante de las detenciones del pasado septiembre fue que las autoridades tuvieron el conocimiento de que uno de los sospechosos pretendía drogar a una mujer para violarla.

El registro de sus domicilios, incluyendo la incautación de material informático, permitió continuar con la investigación que finalmente llevó a los dos neonazis detenidos el pasado domingo. Además, se encontraron numerosos volúmenes de ideología neonazi y fascista, banderas y cartelería de simbología nazi, armas blancas y estupefacientes.

Los neonazis detenidos se preparaban para la ‘guerra racial’

Documento incautado por la Guardia Civil y los Mossos d’Esquadra que describe una rutina de ejercicios con el objetivo de prepararse para la “guerra racial”. Autor: Captura de pantalla realizada el 14/12/2020 a las 3:05h. Fuente: Cuenta de Twitter @guardiacivil

 

La investigación, dirigida por un juzgado de Lleida y que ha llevado a la detención de, hasta el momento, cuatro neonazis, se abrió a finales de 2019, cuando se encontró en Internet un documento publicado por uno de los detenidos que se inspiraba en escritos de terroristas vinculados a la supremacía blanca e incitaba a atacar a personas extranjeras, como si fuera una especie de manual.

Así, para preparar esa supuesta “guerra racial” que creían inminente, los detenidos se aislaron en zonas rurales durante meses en la Pobla de Cèrvoles a modo de punto de nacimiento de comunidades blancas armadas y autosuficientes para entrenarlas y prepararlas para ese supuesto conflicto, un conflicto que esperaban provocar de algún modo, según sostiene la Guardia Civil en su comunicado.

La ideología del grupo, descrita en el documento encontrado, esgrimía que la “raza blanca” era superior y que los políticos actuales perjudicaban a la gente blanca al permitir la entrada de personas inmigrantes en el país, especifíciamente la inmigración irregular. Además, justificaban en todo momento el uso de la violencia física contra personas extranjeras o de minorías étnicas.

De hecho, junto al enaltecimiento al terrorismo contra las personas foráneas, se alababan actos terroristas con motivación racista y xenófoba como el asesinato de 51 personas en Christchurch (Nueva Zelanda) pertrechado por Brenton Tarrant.

En libertad con cargos

Tanto en las detenciones de septiembre como en las que se han producido este domingo, tras pasar a disposición judicial, todos los implicados han quedado en libertad con cargos, teniendo que comparecer en el juzgado periódicamente, pero sin aplicar ningún tipo de medida ni detención cautelar.

Los cuatro están a la espera de juicio imputados por diversos cargos por delitos de odio, tráfico de drogas y contra la libertad sexual.

Comentarios