Presencia de altos mandos turcos en la batalla de Kursk

Presencia de altos mandos turcos en la batalla de Kursk
Junio de 1943. Los alemanes preparan la ofensiva de la Wehrmacht en Kursk. La delegación turca, encabezada por el general Toidemir, se reúne con el comando del Grupo de Ejércitos "Sur", encabezado por el mariscal de campo Manstein. Cemil Cahit Toydemir (1883 -  1956) fue un oficial del Ejército Otomano y un general del Ejército turco. Erich von Manstein  (1887- 1973) fue un mariscal de campo (Generalfeldmarschall) alemán, considerado uno de los más grandes estrategas militares de la Alemania nazi. Los oficiales turcos, después de una visita a Berlín por invitación de Hitler, visitaron varios frentes, donde los alemanes les mostraron armas, fortificaciones, trofeos y la intención del Reich de triunfar en esta parte del mundo. En general, intentaron dar una buena impresión para evitar que Turquía entrara en la coalición antihitleriano (que, después de la derrota de los alemanes en Stalingrado, comenzó a exigir a Turquía que decidiera con quién estaba) o incluso convencer a Turquía para que se uniera al Eje, después de intentos fallidos de involucrar a Ankara en la Cruzada contra el bolchevismo.
Aun así, los turcos no entraron en la guerra en 1941 y 1942 porque no estaban seguros de la victoria de Alemania (la experiencia de la Primera Guerra Mundial, donde el Imperio Otomano había apostado por la victoria de los alemanes, afectó aesa decisión). Además, las victorias del Ejército Rojo cerca de Moscú y Stalingrado no hicieron más que convencer a los altos mandos turco de mantenerse alejados de la guerra mundial, lo que resultó ser la opción correcta para Turquía. Eso, por supuesto, no impidió que los oficiales realizaran el viaje a Kursk, donde se estaba preparando una de las batallas decisivas de la Segunda Guerra Mundial. Es necesario comprender que su resultado, determinado aproximadamente un mes después de la visita de la delegación turca, finalmente convenció a Turquía de que la causa alemana  había perdido. Los alemanes insistieron en sus ambiciones con Turquía, con el fin de que esta no se uniera con los Aliados, quienes, después de la batalla de Kursk, exigieron a los turcos que aclararan su postura cuanto antes . Turquía entró en la Segunda Guerra Mundial solo en el invierno de 1945, cuando la derrota de Alemania fue casi un hecho consumado.  
 
 
Comentarios