Los consejos de las autoridades sanitarias ante la pandemia de hace un siglo siguen vigentes

Estos son los consejos publicados en el BOE de 1918 ante la terrible gripe española: "Asimismo recuerdo que la infección se propaga por las gotitas de saliva que despide el que habla, tose, etc... a nuestro lado, al ser respiradas por los que le rodean, si está enfermo o convaleciente. Que se abstengan, en consecuencia, de permanecer en locales cerrados, mal ventilados, donde se reúne mucha gente, como tabernas, cafés, etc... Que se extreme la limpieza de las casas. Que se tengan abierts todo el día las ventanas de los dormitorios y se ventilen con frecuencia los locales donde permanezcan todo el día. Estar en el campo el mayor tiempo posible, porque al aire libre, el agua y la luz son los mejores desinfectantes en esta ocasión. Tener mucha limpieza de la boca, y en una palabra: seguir los consejos del médico y desoir a los ignorantes que os invitan a beber alcohol o consumir tabaco como remedios preventivos por ser sus efectos en esta ocasión más nocivos que nunca". 
Imagen del Boletín Oficial Extraordinario de la provincia de Burgos publicado el año 1918 con motivo de la gripe española.
Imagen del Boletín Oficial Extraordinario de la provincia de Burgos publicado el año 1918 con motivo de la gripe española.
Los consejos de las autoridades sanitarias ante la pandemia de hace un siglo siguen vigentes

La mayor pandemia de la historia fue la mal llamada gripe española de 1918. Según los expertos “fue una calamidad global sin parangón en la historia conocida de la epidemiología, ni siquiera igualada por los desastres de la peste negra”. La opinión más aceptada es que aunque fue llamada “gripe española” no surgió en España. Fue llamada así por ser aquí donde se dieron las primeras noticias sobre ella, al no regir la censura informativa que sí existía en los países combatientes de la I Guerra Mundial.

Se produjo una primera ola en la primavera de 1918, pero no fue nada alarmante. La segunda ola, entre octubre y noviembre, fue terrible, en ella se produjo el 65% de las defunciones. Se calcula que murieron entre 50 y 100 millones de personas.

Se trató de combatir la epidemia con las medidas y conocimientos que existían entonces. Pero igual que hoy las autoridades aconsejaron no asistir a actos donde se concentrara mucha gente, seguir medidas de higiene rigurosa, cumplir con los consejos médicos y “desoír a los ignorantes que aconsejan beber alcohol y fumar tabaco como medidas preventivas”. Los científicos opinan que sus repercusiones hoy no serían tan serias como las que tuvieron en su época gracias al avance de los diagnósticos y tratamientos.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

La gripe de 1918 La mayor pandemia de la historia fue la mal llamada gripe española de 1918. Según los expertos “fue una calamidad global sin parangón en la historia conocida de la epidemiología, ni siquiera igualada por los desastres de la peste negra”. La opinión más aceptada es que aunque fue llamada “gripe española” no surgió en España. Fue llamada así por ser aquí donde se dieron las primeras noticias sobre ella, al no regir la censura informativa que sí existía en los países combatientes de la I Guerra Mundial. Se produjo una primera ola en la primavera de 1918, pero no fue nada alarmante. La segunda ola, entre octubre y noviembre, fue terrible, en ella se produjo el 65% de las defunciones. Se calcula que murieron entre 50 y 100 millones de personas. Se trató de combatir la epidemia con las medidas y conocimientos que existían entonces. Pero igual que hoy las autoridades aconsejaron no asistir a actos donde se concentrara mucha gente, seguir medidas de higiene rigurosa, cumplir con los consejos médicos y “desoír a los ignorantes que aconsejan beber alcohol y fumar tabaco como medidas preventivas”. Los científicos opinan que sus repercusiones hoy no serían tan serias como las que tuvieron en su época gracias al avance de los diagnósticos y tratamientos. Fue una catástrofe rápidamente olvidada, tal vez por su corta duración: desde la primavera de 1918 hasta los primeros meses de 1919. En nuestra ciudad gracias a los documentos que conservamos podemos constatar que ya el 9 de noviembre la epidemia, afortunadamente, había pasado. #gripe #pandemia #epidemia #epidemiologia #prevención #contagio #gripeespañola #archivos #Burgos

Una publicación compartida de Archivo Municipal de Burgos (@archmunburgos) el

Comentarios