FOTO DEL DÍA

40 años de la creación del sindicato Solidarność

Hoy se cumplen 40 años de la fundación del sindicato Solidarność, solidaridad en polaco. Posiblemente es uno de los sindicatos más importantes de la historia europea, y por ello le dedicamos la foto del día. 
Solidarność cumple 40 años
Solidarność cumple 40 años
40 años de la creación del sindicato Solidarność

El sindicato Solidarność se fundo en la ciudad polaca de Gdansk en 1980. Era un sindicato fundado por trabajadores de los astilleros de la ciudad. Fue el comienzo de un gran movimiento que abogó por la vía no violenta, sobre todo mediante huelgas, para luchar con el sistema comunista de la República Popular de Polonia, perteneciente en esa época al bloque soviético. 

Uno de sus líderes más carismáticos fue Lech Walesa, quien en 1990 se convirtió en presidente de Polonia con el movimiento Solidarność ya como partido político. Antes en 1981 el gobierno introdujo la ley marcial para luchar con Solidarność. El sindicato operó clandestinamente entre 1982 y 1988, su líder Walesa recibió el premio Nobel de La Paz en 1983.

Solidarnosc agosto de 1980

Solidarnosc agosto de 1980

Ya en el poder Solidarność y Walesa se encontraron con problemas económicos serios por las reformas que elaboraron en el país. El sindicato volvió a la práctica de las huelgas, pero ya no fueron tan efectivos a la hora de presionar al gobierno del propio Walesa. 

Solidarność fue sin duda uno de los primeros ejemplos del uso de la sociedad civil para cambiar el régimen en un país. El sindicato fue realmente popular, llegando a tener casi 10 millones de miembros. También recibió apoyo extranjero, como la operación "QRHELPFUL" de la CIA que proporcionó al sindicato 40 millones de dólares (hoy en día serían equivalentes a 125 millones de dólares teniendo en cuenta la inflación de los últimos 40 años). 

El papel de Solidarność, junto al Papa polaco Karol Wojtyla (Juan Pablo II), fue fundamental en la caída del sistema polaco, y por ello al sindicato se le venera en el país como un ejemplo de lucha obrera, aunque con sus sombras al haber sido también una herramienta usada por una potencia extranjera para influir en el país. 

Lech Walesa con George Bush padre en 1988

Lech Walesa con George Bush padre en 1988

Comentarios