Eulixe

1975: Juan Carlos da el relevo a Franco como Jefe de Estado

Tal día como hoy en 1975, Juan Carlos De Borbón sucedía a Francisco Franco como Jefe de Estado, debido a enfermedad del dictador fascista. Gracias a este movimiento, Franco se aseguraba la continuidad de su "legado" ante su ausencia. Todavía hoy el estado español arrastra este déficit democrático flagrante. 
1975: Juan Carlos da el relevo a Franco como Jefe de Estado

Desde el 18 de julio de 1947, por la Ley de Sucesión, Francisco Franco actuaría como el regente del recién proclamado reino de España, entendiendo que el trono estaba vacante. El 21 de julio de 1969 Franco designa a Juan Carlos de Borbón (saltándose el orden sucesorio natural que correspondía a su padre Juan de Borbón amparándose en la ley de sucesión según la cual sería Franco quien nombraría al monarca del reino) como su sucesor a la Jefatura del Estado, con el título de «Príncipe de España». Así es proclamado por las Cortes como sucesor de Franco el 22 de julio de 1969 cuando Juan Carlos jura: «fidelidad a los principios del Movimiento Nacional y demás Leyes Fundamentales del Reino».

Desde el 9 de julio al 2 de septiembre del año 1974, el entonces príncipe Juan Carlos asume por primera vez la Jefatura del Estado en funciones debido a la hospitalización de Franco. En esta ocasión Juan Carlos de Borbón estuvo algo más de 7 semanas como Jefe de Estado con Franco todavía vivo.

reyfranco

Al año siguiente, el 30 de octubre de 1975, el príncipe Juan Carlos vuelve a asumir en funciones la Jefatura de Estado ya que Franco se encuentra enfermo de gravedad desde el 21 de octubre. El 20 de noviembre muere el dictador. El 22 de noviembre Juan Carlos de Borbón jura como Rey de España y el 27 de ese mismo mes se celebra una ceremonia religiosa de exaltación al trono de España con el nombre de Juan Carlos I.

Con la Constitución de 1978 se asegura él y sus descendientes la jefatura de Estado heredada, legitimando en el nuevo sistema democrático la voluntad de Franco al designarle como su sucesor.

Comentarios