VIDEOS

Soldados israelíes detienen a un niño palestino de 13 años

Es un acto habitual en los Territorios Palestinos ocupados, pero no por ello menos inhumano: la detención de niños como herramienta para extender el miedo y la dominación. Tal y como os contamos en este amplio reportaje, cientos de niños palestinos al año son capturados en la oscuridad de la noche, con los ojos vendados y esposados, maltratados y forzados a confesar crímenes que no cometieron. Cada año, Israel arresta a casi 1.000 menores palestinos, algunos de ellos aún no tienen ni 13 años, como es el caso de Abd al-Razeq Idris, como se llama el menor que aparece en el vídeo, y que fue detenido el pasado 3 de noviembre en la ciudad cisjordana de Al-Jalil (Hebrón).

Según la ONG B´Tselem que ha hecho público este nuevo caso de violación de Derechos Humanos, los soldados pusieron al niño en un Jeep, “le taparon los ojos y se lo llevaron” a otro vecindario, a aproximadamente 1 km de su casa, “donde lo sacaron del coche y lo pasearon con los ojos vendados por las calles” de la aludida urbe.

Soldados israelíes detienen a un niño palestino de 13 años