SOCIEDAD

Francia también protesta contra el racismo y la violencia policial

Siguiendo las protestas que se produjeron por la muerte de George Floyd en Estados Unidos, miles de personas desafiaron ayer la prohibición de las autoridades por la alerta sanitaria y se congregaron frente a los tribunales de París para recordar la muerte de un joven negro francés de 24 años que murió en 2016 tras ser arrestado por la policía, y que se ha convertido en un símbolo de la violencia policial en Francia. Adama Traoré murió el 19 de julio de 2016 en una comisaría de las afueras de París, unas horas después de haber sido arrestado. "Hoy no se trata solo del combate de la familia Traoré, se trata del combate de todos ustedes. Hoy, cuando peleamos por Georges Floyd, peleamos por Adama Traoré", dijo Assa Traoré, la hermana mayor de la víctima. "Mi hermano murió en su cumpleaños. Se puso su camisa, tomó su bicicleta y salió a dar un paseo. Pero en Francia, un hombre negro no puede salir a dar un paseo en bicicleta”, afirmó la joven. Los manifestantes reunidos frente al Tribunal gritaban consignas como "Revolución" o "Todo el mundo odia a la policía". 

Francia también protesta contra el racismo y la violencia policial