ACTUALIDAD

Otro posible caso de abuso policial

Ayer domingo 29 de marzo, las calles de Bilbao La Vieja fueron testigos de otra actuación policial de muy dudosa proporcionalidad, como se puede observar en el vídeo. Tal y como se asegura desde la Coordinadora de grupos de Bilbao La Vieja, San Francisco y Zabala, que ha recogido el testimonio vecinal de este posible abuso policial de la Ertzaintza, "una patrulla ha parado a un chico, le han dicho que sacara todo lo que tuviera encima. El chico lo ha hecho, a ratos decía que estaba loco y también que estaba muy nervioso. La policía le preguntaba por unas pastillas. En un momento dado, el chico también se ha bajado los pantalones y le han cacheado contra la pared. También le han pedido sus papeles de identificación y él los ha sacado. El chico decía que vivía al lado, subiendo la cuesta”.

“Una chica que ha pasado en ese momento con bolsas al lado”, prosigue el relato de los vecinos, “le ha dicho a los policías que el chico había estado comprando en la carnicería. La policía le ha contestado que siguiera circulando mientras sacaban papeles del coche patrulla. En un momento dado, el chico ha levantado un poco más la voz y gesticulaba. El policía le ha empujado, ha sacado la porra y le ha dado con ella. Le han tirado al suelo. Le han levantado y ya estaba contra la pared, porque le estaban deteniendo, cuando ha aparecido su madre”.

“La madre decía que no lo detuvieran, que estaba loco y que tenían todos los papeles en regla, que si detenían a su hijo también la detuvieran a ella. Entonces, la madre ha llamado por teléfono a alguien a quien le daba indicaciones sobre dónde estaban unos papeles. Se ha vuelto a acercar a la policía, porque ya se estaban llevándose a su hijo, y entonces el policía la ha empujado, le han dado con la porra y la han tirado al suelo. Han llegado muchísimos coches de policías y a la mujer la mantenían boca abajo, sobre la acera mojada, mientras le ponían entre varios policías las esposas. Cuando han pegado a la mujer, los vecinos, que llevábamos un rato observando todo, nos hemos puesto a gritar. Y la policía nos ha empezado a grabar”, tal y como relata el testimonio vecinal recogido por la Coordinadora de Grupos de Bilbao La Vieja, San Francisco y Zabala.

 

Otro posible caso de abuso policial