Yemen enfrentará la peor crisis humanitaria de 2019, según la ONU

Yemen enfrentará la peor crisis humanitaria de 2019, según la ONU
Unas 132 millones de personas en 42 países necesitarán asistencia humanitaria y protección en 2019, y Yemen encabezará la lista de las naciones más desesperadas, comunicaron el martes, 4 de diciembre, las Naciones Unidas. La financiación requerida para el próximo año ascenderá a 21.900 millones de dólares, mientras que Yemen enfrentará la peor emergencia humanitaria, seguido por Afganistán, Camerún y la República Centroafricana. El Coordinador de Ayuda de Emergencia, Mark Lowcock, presentó la Visión Humanitaria Global para 2019 y dijo que las Naciones Unidas y sus organizaciones asociadas pretenden ayudar a unos 93.6 millones de los más vulnerables con alimentos, refugio, atención médica, educación de emergencia, protección y otra asistencia básica en 2019. Mark Lowcock, secretario general para Asuntos Humanitarios de la ONU "La mayoría de las crisis humanitarias que hemos visto en 2018 continuarán hasta 2019 porque ha habido poco progreso en abordar las causas fundamentales", dijo Lowcock al dirigirse a los medios en Ginebra. "Necesitamos que sea una prioridad mayor abordar las causas subyacentes: conflictos, pobreza, cambio climático, inseguridad alimentaria, fracaso de los programas de desarrollo", según cita Al Jazeera cita al Coordinador. Lowcock subrayó que la cifra de 21.9 mil millones de dólares que será necesaria para 2019 no incluye los requisitos financieros para Siria, que se confirmarán cuando se finalice el Plan de Respuesta Humanitaria Siria 2019 en febrero. Dijo que se espera que los requisitos totales, incluidos los de Siria, sean comparables a los requisitos actuales de alrededor de $ 25 mil millones. La financiación humanitaria ha aumentado en comparación con años anteriores, ya que a mediados de noviembre de 2018 los donantes proporcionaron un récord de 13.900 millones de dólares, aproximadamente un 10 por ciento más que al mismo tiempo en 2017, que en sí mismo fue un récord. El funcionario de la ONU dijo que la respuesta de la ONU tendrá que lidiar con una mayor tasa de desplazamiento y una mayor inseguridad alimentaria que en el pasado. Según los datos proporcionados por Lowcock, casi 70 millones de personas son desplazadas por los conflictos, más que nunca antes. Además, las crisis están exacerbando la desigualdad de género y es más probable que las niñas abandonen las escuelas en áreas afectadas por emergencias humanitarias. La crisis humanitaria promedio dura más de nueve años y afecta a tres cuartos de las personas a las que ayudó la ONU en 2018. Las crisis grandes y prolongadas han absorbido la mayoría de los recursos. Entre 2014 y 2018, solo la guerra y los conflictos en Somalia, Sudán del Sur, Sudán y Siria requierieron el 55 por ciento de todos los fondos solicitados y recibidos. La población de Somalia está atrapada entre epidemias, desnutrición y conflicto En 2019, la ONU también prevé una probabilidad del 80 por ciento de que el Fenómeno El Niño (evento climático relacionado con el calentamiento del Pacífico oriental ecuatorial) afecte a 25 países con sequías, ciclones tropicales e inundaciones. "No proyectamos que tenga el mismo nivel de impacto que El Niño de 2016, pero será un evento importante y estamos planeando enfrentarlo", dijo Lowcock. Los desastres naturales afectan a una media 350 millones de personas en cada año y causan daños de miles de millones de dólares. Lowcock afirmó que Yemen enfrentará la peor crisis de todas, con 24 millones de personas (el 75% de la población) que necesitarán asistencia humanitaria. Un niño yemení tras un bombardeo aéreo La ONU ha hecho un llamamiento para recaudar 4 mil millones de dólares y proporcionar ayuda a 15 millones de yemeníes, de los cuales 12 millones recibirían asistencia alimentaria. En 2017, la ONU asistía a tres millones de yemeníes al mes. En 2018, el número aumentó más de dos veces a ocho millones de personas. Otros países donde la situación humanitaria se deteriorará en 2019 son Afganistán, debido a la combinación de sequía, inestabilidad y desafíos económicos, Camerún y la República Centroafricana, donde ha habido un aumento en los conflictos y la violencia. Habrá un número cada vez mayor de países donde las necesidades se reducen, como sucede en Somalia, que se ha estado recuperando de la sequía el año pasado, Irak, Burundi y Haití. Lowcock dijo que la ONU también está trabajando para mejorar los métodos de suministro. Entre las medidas que se implementarán de manera más sistemática, dijo, está el uso de ayudas económicas en efectivo. Lowcock declaró que la ayuda con el dinero real es más efectiva para ayudar a los más pobres y vulnerables, especialmente en áreas de conflicto. "Hemos sido testigos de un trabajo de reparto de ayudas en efectivo en Somalia donde, en 2017, pudimos prevenir una hambruna. Eso no sucedió en 2011 cuando los suministros de la ONU fueron saqueados y devastados sistemáticamente por los combatientes de al-Shabab", dijo el funcionario. La ONU también trabajará para implementar medidas de protección de las personas contra la explotación sexual, el abuso y el acoso sexual, agregó Lowcock.
Comentarios