Koldo López de Gereñu, otro asesinato impune de la ejemplar Transición

El 2 de diciembre de 1975, Koldo López de Gereñu de Beasain murió ametrallado por la policía cuando intentaba huir de la represión . Como él, muchas otras personas perdieron la vida a manos de los cuerpos represivos en los últimos años de la dictadura y primeros años del franquismo sin Franco. La estrategia de tirar a matar en los controles deja un indignante reguero de sangre e impunidad en Euskal Herria.
101-Yolandas_Koldo-759x500
Koldo López de Gereñu, otro asesinato impune de la ejemplar Transición

Koldo se encontraba junto a Ricardo Lasa y José Mari Azurmendi en el caserío del padre de Ricardo, pues habían huido ya que estaban siendo vigilados de cerca por las Fuerzas de Seguridad del Estado tras haber asistido a las manifestaciones por las últimas condenas a muerte de Franco el día 11 de septiembre.

Koldo-López

Tras pasar varios días ateridos de frío y comiendo manzanas por el monte, se enteran de la muerte del dictador y dan unos días de tregua para que se relaje la situación, ya que ya han sufrido las palizas en la cárcel de Martutene y conocen lo que les espera. Mientras descansan, ven acercarse a un jeep de la Guardia Civil del que se baja un sargento que se aproxima a la puerta y llama. Los tres jóvenes, aterrorizados, intentan huir por la puerta trasera. Ricardo y José Mari lo consiguen, pero Koldo, con sólo 18 años, es alcanzado por una ráfaga de metralleta y una bala le atraviesa el cuello acabando con su juventud.

Después de sobrevivir varios días en la montaña, aparecen con severas congelaciones en los dedos de los pies para ser acusados de tenencia de propaganda subversiva y desobediencia a la autoridad con resultado de muerte, es decir, les acusan de ser los responsables del asesinato de Koldo.

 

Fuente: poderpopular.info

Comentarios