FOTO DEL DÍA

Barberán y Collar desaparecieron en pleno vuelo tras cruzar el Atlántico en 1933

Los dos lograron el vuelo más largo realizado hasta aquel momento, pero su desaparición hizo que la hazaña quedara en el olvido

Mariano Barberán y Joaquín Collar
Mariano Barberán y Joaquín Collar
Barberán y Collar desaparecieron en pleno vuelo tras cruzar el Atlántico en 1933

En el año 1933, el capitán del cuerpo de aviación Mariano Barberán y su piloto Joaquín Collar partieron desde Sevilla rumbo a La Habana en el aeroplano “Cuatro Vientos”, para iniciar por aire la ruta que había hecho Cristobal Colón unos 440 años antes.

Después de recorrer 7.600 kilómetros en 39 horas y 55 minutos, tuvieron que tomar tierra antes de llegar al destino ya que no tenían a penas combustible. Según los cálculos, el avión fue a una velocidad superior a la que habían planeado, consumiendo un poco más de gasolina y por eso no pudieron aterrizar directamente en La Habana. Tras repostar, los pilotos volvieron a despegar para, esta vez si, tomar tierra en su destino el día 12 de junio y ser recibidos con honores en la ciudad cubana.

La HabanaLos pilotos españoles fueron recibidos con honores en La Habana

En la madrugada del día 20, Barberán y Collar dejaban la isla rumbo a Ciudad de México, para marchar después a Chicago a donde acudirían a la Exposición Universal dedicada a la aviación. Pero poco antes de alcanzar el Estado de Chiapas los observatorios dejaron de recibir la señal del “Cuatro Vientos”. La multitud que los esperaba en el aeropuerto mexicano de Balbuena nunca pudo ver llegar el avión español, porque este desapareció misteriosamente. Los aeroplanos que tenían pensado hacerle la escuadrilla de honor para recibirlo salieron tras su rastro, pero regresaron sin encontrarlo. Tras un mes de interminable búsqueda por tierra, mar y aire, se decidió dejar de buscar.

Ocho años después del suceso muchos eran los que pensaban que el aparato había caído en Sierra Mazateca tras haber realizado un aterrizaje de emergencia debido a una tormenta. Un periodista estuvo varios años en la zona investigando el suceso, incluso se condenó a un indígena acusado de haber matado a los pilotos para robarles, pero nunca se encontró rastro de ellos ni del aparato. La versión oficial confirmada por las autoridades españolas es la de que el avión estaría en alguna zona del golfo de México. Un peón de una finca cercana a la mexicana playa de Chiltepec encontró una cámara de neumático que resultó ser del “Cuatro Vientos” y fue en ese momento en el que se confirmó que el aparato había desaparecido en el mar, tras haber realizado la mayor hazaña aérea de la aviación europea en aquella época: cruzar el Atlántico en vuelo directo y sin repostar.

 

Comentarios