FOTO DEL DÍA

En 1911 Hiram Bingham dio a conocer las ruinas de la Ciudadela de Machu Picchu

También se la conoce como “la ciudad perdida entre las nubes” y es uno de los monumentos más visitados de Sudamérica

En 1912 empezaron las excavaciones para recuperar las ruinas de Machu Picchu
En 1912 empezaron las excavaciones para recuperar las ruinas de Machu Picchu
En 1911 Hiram Bingham dio a conocer las ruinas de la Ciudadela de Machu Picchu

La Ciudadela de Machu Picchu fue construida a 2.450 metros de altura, sobre un imponente risco en los Andes y es un símbolo de la supervivencia de la cultura Inca. Situada muy cerca de la ciudad peruana de Cuzco, esta localización cuenta con cerca de 200 estructuras entre casas, templos, fuentes, canales y plazas, que un día fueron abandonadas y de las cuales hoy solo se conservan sus ruinas. No se sabe muy bien porqué sobre el año 1450 se decidió construir esa ciudad en un lugar tan alejado y tampoco porqué un siglo más tarde sus ciudadanos la dejaron deshabitada, ya que poca información se ha encontrado entre sus ruinas, pero todo apunta a que la presión que sufrieron por los conquistadores españoles en el tema económico, cultural y militar les obligó a ello. Durante muchos años la ciudad permaneció en el olvido, se sabía que existía pero nadie le prestaba atención, hasta que en 1911, el historiador y arqueólogo norteamericano Hiram Bingham llegó a Perú para encontrar Vilcabamba, el último bastión inca en caer ante los españoles. Junto con un equipo de exploradores caminó desde Cuzco al Valle de Urabama y en su camino se encontraron con un granjero que les habló de las ruinas de una ciudad en una montaña que el denominó “Machu Picchu” (pico viejo) y Bingham decidió ir en su busca. El 24 de julio de 1911 el arqueólogo encontró un lugar entre dos picos montañosos en el que se podían distinguir algunas construcciones cubiertas por la maleza y por el efecto del paso de los años. Aunque no era mucho lo que se podía ver, el historiador quedó maravillado.

“Me dejó sin aliento… Un laberinto de grandes y pequeños muros cubierto de jungla, ruinas de edificios hechos de bloques de granito blanco, cortados bellamente y ajustados a la perfección, sin cemento. Sorpresa tras sorpresa, hasta que nos dimos cuenta de que estábamos en las más hermosas ruinas encontradas en Perú”,  HIRAM BINGHAM

Después de fotografiar todo lo que estaba a la vista, Bingham regresó para dar a conocer su descubrimiento y en 1912 volvió al lugar para empezar las excavaciones de las edificaciones. Entre las ruinas se encontraron varios tesoros, momias, huesos y metales preciosos que fueron llevados a la Universidad de Yale y en la actualidad Machu Picchu es una de las ciudadelas incas más importantes del mundo, declarada Patrimonio Cultural y Natural de la humanidad por la UNESCO y que recibe una media de 3.500 visitantes diarios.

Comentarios