El oso pardo vuelve poco a poco a Galicia

A pesar de las evidencias de que los osos pardos rondaban por el Parque Natural dos Montes do Invernadeiro, en la provincia de Orense, hasta ahora no se hab√≠a observado ning√ļn ejemplar. Las c√°maras de fototrampeo de la pel√≠cula Monta√Īa ou Morte han logrado las primeras im√°genes de un √ļrsido en esta zona. El animal pudo venir de la Serra do Courel, en Lugo, donde se est√°n realizaci√≥n esfuerzos de conservaci√≥n. 

El-oso-pardo-vuelve-poco-a-poco-a-Galicia
Imagen del oso pardo macho grabado en el Macizo Central Ourensán. / Zeitun Films
El oso pardo vuelve poco a poco a Galicia

El oso pardo (Ursus arctos) es una especie protegida en Espa√Īa desde 1973 y en Galicia ha mantenido una presencia hist√≥rica. El a√Īo pasado, los t√©cnicos de la Fundaci√≥n Oso Pardo encontraron en el Parque Natural dos Montes do Invernadeiro, en la provincia de Orense, una muestra de un excremento de oso.

‚ÄúTambi√©n hubo alg√ļn ataque a colmenas muy cerca‚ÄĚ, informa a SINC Fernando Ballesteros, miembro de la fundaci√≥n y coordinador del proyecto LIFE Oso Courel. Pero no avistaron ning√ļn individuo.

Desde hace ya algunos a√Īos se recogen datos de la presencia de osos en las sierras de Orense, informan desde la Fundaci√≥n Oso Pardo

Gracias a las c√°maras de fototrampeo instaladas en la zona para la pel√≠cula Monta√Īa ou Morte ‚Äďproducida por Felipe Lage para Zeitun Films y dirigida por el cineasta Pela del √Ālamo‚Äď, se ha podido filmar ahora a un macho de oso pardo de entre tres y cinco a√Īos.

‚ÄúEstas im√°genes demuestran claramente que alg√ļn ejemplar sigue frecuentando la zona‚ÄĚ, subraya Ballesteros, que desconoc√≠a la realizaci√≥n de la cinta. ‚ÄúNos han sorprendido muy gratamente las im√°genes, que son preciosas, y reflejan sin ninguna duda la presencia del oso en esa zona‚ÄĚ, cuenta a SINC.

El √ļrsido ha sido captado en diversas localizaciones del parque natural, y seg√ļn comunica el equipo de la productora ‚Äďasesorada por los agentes ambientales Ricardo Prieto Rocha y Tom√°s P√©rez Hern√°ndez de la Xunta en O Invernadeiro‚Äď, podr√≠a ser el primero que se observa transitar esta comarca en los √ļltimos 150 a√Īos.

No obstante, desde hace ya algunos a√Īos se recogen datos de la presencia de osos en las sierras de Orense, no solo ataques a colmenas, tambi√©n se han detectado algunas huellas, sobre todo en la comarca de Valdeorras y en el entorno de Pe√Īa Trevinca, seg√ļn informan desde la Fundaci√≥n Oso Pardo.

‚ÄúEl verano pasado un oso llego incluso al Parque Natural de Monteshino en Portugal, donde s√≠ fue el primer avistamiento confirmado en el pa√≠s en m√°s de 150 a√Īos‚ÄĚ, se√Īala Ballesteros.

Recuperación del oso en la cordillera cantábrica

El oso pardo filmado en Orense ahora podr√≠a proceder de la zona occidental, de la Serra do Courel (Lugo) ‚Äďdonde se est√° desarrollando el proyecto LIFE con financiaci√≥n europea para favorecer la expansi√≥n de esta especie a nuevos territorios‚Äď, o de n√ļcleos de los Valles Occidentales del Alto Sil (Le√≥n) y el occidente asturiano que lleguen a la zona por las sierras del occidente leon√©s.

El avistamiento del nuevo ejemplar tiene que ver con la recuperaci√≥n de la especie en toda la cordillera cant√°brica

El avistamiento del nuevo ejemplar ‚Äútiene que ver sin duda con la recuperaci√≥n de la especie en toda la cordillera cant√°brica‚ÄĚ, apunta Ballesteros, coordinador de este proyecto.

Para los expertos, tanto Courel como estas zonas de Orense, Sanabria y Carballeda (ambas en Zamora) constituyen una v√≠a de expansi√≥n interesante para la poblaci√≥n cant√°brica de oso pardo, ‚Äúcon una gran importancia para la conservaci√≥n global de la especie‚ÄĚ, contin√ļa Ballesteros, quien considera que este √°rea tiene una buena calidad de h√°bitat para el oso y, adem√°s, no hay a priori una percepci√≥n negativa por parte de los habitantes del medio rural.

Sin embargo, desde la Fundaci√≥n Oso Pardo aseguran que es necesario acompa√Īar la dispersi√≥n del oso con medidas de informaci√≥n a la poblaci√≥n local y de prevenci√≥n de los da√Īos que puede producir. ‚ÄúEstos son pocos, b√°sicamente algunos ataques a colmenares, y son f√°ciles de evitar protegiendo las colmenas con pastores el√©ctricos‚ÄĚ, matiza Ballesteros.

 

Las im√°genes forman parte de la pel√≠cula Monta√Īa ou Morte, que se encuentra en fase de desarrollo, y que cuenta con financiaci√≥n de la Axencia Galega das Industrias Culturais (AGADIC) y la colaboraci√≥n del Servicio de Conservaci√≥n de la Naturaleza de la Xunta de Galicia en Ourense.

Comentarios