SOCIEDAD

"Democracia Corinthiana": el fútbol dice basta al fascismo de Bolsonaro

La hinchada del Corinthians, uno de los clubes más populares de Brasil, ha salido a la calle durante el último mes para protestar contra el presidente Jair Bolsonaro. Este grupo alega inspirarse en un revolucionario movimiento que sacudió al país hace casi 40 años: "Democracia Corinthiana", considerada la principal corriente ideológica en la historia del fútbol brasileño que tuvo al legendario jugador Sócrates como símbolo, y que surgió a inicios de los 80 para defender la democracia y luchar contra la dictadura que estaba instalada en Brasil desde 1964.

Cuatro décadas más tarde, estas barras organizadas impulsan ahora los movimientos contra Bolsonaro, un nostálgico de la dictadura, cuando el mayor país latinoamericano sufre una triple crisis: la sanitaria por la COVID-19 (segunda nación más afectada), la política y la económica. Sao Paulo, club sede del Cortinthians, ha sido el epicentro de estas protestas principalmente pacíficas, en las que, no obstante, se han registrado algunos tumultos, como sucedió a finales de mayo, cuando hubo enfrentamientos entre hinchas y la policía en plena Avenida Paulista.

"Democracia Corinthiana": el fútbol dice basta al fascismo de Bolsonaro