El orgasmo femenino; la búsqueda del placer en la mujer

Como cada 8 de agosto celebramos el Día Internacional del Orgasmo Femenino, repasamos los resultados de algunos estudios sobre la materia y comprobamos cómo las mujeres se están desprendiendo de los prejuicios poco a poco para empezar a disfrutar de su propia sexualidad 
Muchas mujeres afirman que la estimulación del clítoris es necesaria para alcanzar el orgasmo (SAULIUS ROZANAS)
Muchas mujeres afirman que la estimulación del clítoris es necesaria para alcanzar el orgasmo (SAULIUS ROZANAS)
El orgasmo femenino; la búsqueda del placer en la mujer

Hace no tantos años el sexo era un tema tabú en muchas sociedades. Hablar de lo que ocurría en la intimidad de la pareja era algo poco frecuente, pero poco a poco, sobre todo desde que están en auge la literatura erótica y las producciones audiovisuales sobre este género, el tema ha dejado de estar idealizado y se ha empezado a tratar con más normalidad. Aún así los datos todavía demuestran que muchas mujeres no llegan al orgasmo en las relaciones sexuales, sobre todo porque “el derecho al placer” es aún desconocido en el sector femenino.

pareja-StockSnapEl sexo está empezando a dejar de ser tratado como un tema tabú (STOCK SNAP)

El sexo en la literatura y en la ficción

En los años 90 el tema del sexo empezó a cambiar tanto en el mundo de la literatura como en el del cine. Pasamos de ver parejas que no pasaban de los besos y los abrazos a presenciar escenas muy explícitas de relaciones intimas. En el mundo de las series, una de las pioneras fue “Sexo en Nueva York”, en ella se hablaba claramente de las relaciones sexuales simples y frustrantes y sobre todo insatisfactorias para las mujeres. Fue a raíz de esta producción cuando se empezó a mostrar el tema del orgasmo femenino con normalidad y se empezó a visualizar el hecho de que muchas mujeres necesiten algo más de estimulación que los hombres para conseguirlo. En la actualidad varias series muestran que la visión tradicional que se tiene sobre el sexo está cambiando. Por ejemplo, en el primer capítulo de la producción de HBO "Euphoria", una pareja joven va a tener su primer encuentro sexual y el chico empieza a actuar de forma compulsiva y acelerada. La chica le frena y le dice que si quieren llegar a buen puerto lo mejor será que olvide todo lo que ha visto en el porno y que se dedique a buscar el placer mutuo. Lo mismo pasa en la serie de la misma cadena “Heridas abiertas”, en la que hay una escena en la que la protagonista utiliza la mano de un hombre para estimularse y llegar al orgasmo, algo muy poco común en la gran pantalla pero que poco a poco está encontrando su hueco en la ficción, mostrando que las mujeres también pueden llegar al orgasmo a través de la estimulación del clítoris. Si nos paramos a pensar, seguro que recordáis alguna película (que no sea porno) o serie con alguna escena en la que la mujer proporciona placer al hombre por medio de una felación, pero seguro que os cuesta más recordar alguna en la que sea el hombre el que haga sentir placer a la mujer con un método diferente al de la penetración. Esto es porque desde siempre se ha visto a la mujer como un objeto pasivo en el sexo, como afirma la psicóloga y sexóloga Isa Duque.

En la línea de nuestra sociedad patriarcal, nos venden un sexo donde las mujeres son objetos pasivos y el coito es el fin último del encuentro, cuando los estudios de sexología nos dicen desde hace 40 años que el 90% de las personas con vulva necesitan de la estimulación del clítoris para tener un orgasmo -  ISA DUQUE

Por suerte esto está cambiando, como dice Isa porque “las mujeres tenemos más información y nos sentimos más libres”, pero también por el auge de series, películas y sobre todo libros que muestran con mayor naturalidad el hecho de que para que la mujer llegue al orgasmo, generalmente se necesita mayor estimulación que en los hombres. En el mundo de la literatura el gran boom popular vino de la mano de E.L.James, creadora de la saga “Cincuenta sombras de Grey”, no tanto por escribir literatura erótica, sino más bien porque sus libros traspasaron a la gran pantalla, donde se mostraban escenas explícitas de como se podían romper tabús y barreras en el sexo, como el hombre también podía dar placer a la mujer mediante diferentes técnicas y como algunas prácticas sexuales consideradas “extremas” podían ser un buen punto de unión en una pareja.

cincuenta-sombras-liberadas-En la trilogía "Cincuenta sombras de Grey" se muestran escenas en las que el hombre proporciona placer a la mujer a través de diferentes técnicas

Pero si nos centramos en literatura que muestra de manera explícita la importancia de buscar el placer femenino de manera natural tenemos que hablar de Elisabet Benavent, que desde que en 2013 publicó su primera novela “En los zapatos de Valeria”, todos sus libros se han convertido en Bestseller y lo único que ha hecho es mostrar relaciones de pareja en las que las mujeres disfrutan de su sexualidad de manera libre, y en las que el sexo forma parte importante de las mismas, sobre todo porque son ellos los que, en la mayoría de los casos, se encargan de buscar la mejor forma de dar placer a las protagonistas de sus obras.

En la vida real lo importante es estar más a gusto que un arbusto y ser fiel a aquello que te produce felicidad - ELÍSABET BENAVENT

La vida real

Pero aunque la ficción y la literatura cada vez prestan mayor atención a la importancia de la estimulación femenina para que la mujer llegue al orgasmo al mismo nivel que los hombres, todavía falta mucho para que esto sea visto como algo normal y necesario. No nos hemos metido en las casas de todo el mundo para saber que es lo que ocurre en la intimidad de todas las parejas, pero si que hemos comprobado los resultados de varios estudios en diferentes países, para afirmar que un gran porcentaje de mujeres todavía no llega al orgasmo en las relaciones sexuales. Es cierto que cada vez hay mayor información y que la sociedad está cada vez más concienciada con la importancia de educar a las nuevas generaciones en un uso adecuado de la sexualidad, pero el “derecho al orgasmo” femenino todavía es un gran desconocido. Por ejemplo, un sondeo realizado en el Hospital de Clínicas en Argentina, concluyó que “el 30% de las mujeres (que fueron entrevistadas en la clínica) no suelen experimentar orgasmos y el 12% nunca tuvieron uno, ni sola, ni con sus parejas” y un dato más llamativo es que muchas de ellas son madres.

Algunas mujeres tienen más de un hijo y jamás experimentaron un orgasmo, lo confunden con la excitación o con la sensación de intimidad con su pareja o también con el orgasmo de él. Lo cierto es que cada vez son más las mujeres que creen que el encuentro sexual finaliza cuando el hombre eyacula y que por múltiples razones no continúan en búsqueda de su placer - conclusiones del Índice de Función Sexual Femenina (IFSF) del Hospital de Clínicas

Otro estudio llevado a cabo en los Estados Unidos a través de Internet, concluyó que el coito solo fue suficiente para el orgasmo en el 17,4% de las mujeres, mientras que el 36,6% aseguró que la estimulación del clítoris era necesaria para llegar al orgasmo durante la penetración. Además, otro 36% aseguró que aunque no necesitaban esa estimulación para “correrse”, si que mejoraba la experiencia. El estudio también reveló que las mujeres necesitaban más tiempo que los hombres para alcanzar el climax.

sexo-pareja-SasinTipchai Un estudio llevado a cabo en los Estados Unidos evidenció que las mujeres necesitan más tiempo que los hombres para llegar al orgasmo (SASIN TIPCHAI)

En España un estudio llevado a cabo por la marca líder de productos eróticos LELO, concluyó que el 40% de las mujeres encuestadas había reconoció haber fingido un orgasmo para hacer sentir bien a su pareja. En este sentido, Valerie Tasso, embajadora de LELO en España apunta a la importancia de que “no se deben dedicar esfuerzos a fingir orgasmos, sino a establecer los mecanismos necesarios para alcanzarlos y, por tanto, poder disfrutar del sexo”.

Si nos fijamos en los datos obtenidos de una encuesta realizada por la revista Cosmopólitan sobre orgasmos femeninos a nivel mundial los resultados son preocupantes.

• 57% de las encuestadas dijo alcanzar el orgasmo cada vez que tenía relaciones sexuales con su pareja.

• 38% dijeron no alcanzar el orgasmo por falta de estimulación del clítoris.

• 32% lo atribuyeron a estar concentradas en sus propios pensamientos o en su apariencia física.

• 67% de las encuestadas aceptaron haber fingido alguna vez un orgasmo.

• 42% lo hicieron porque no querían lastimar los sentimientos de su pareja y porque sabían que no alcanzarían el orgasmo y querían terminar con el encuentro lo más pronto posible.

• 39% logran la mayoría de sus orgasmos masturbándose con la mano o con un juguete.

Aunque estos estudios se han realizado siempre sobre muestras muy pequeñas, nos sirven para hacernos una idea de cual es la situación a nivel mundial. Estos datos, más o menos representativos, nos hacen pensar que muchas mujeres prefieren fingir un orgasmo antes que hablar del tema con sus parejas, lo que deja patente que todavía hay mucho que hacer en el ámbito de la educación sexual, para que se pueda hablar de sexo de manera libre, con el objetivo de que en las parejas se pueda disfrutar sin “pequeñas mentiras de por medio”, ni pensando solo en el disfrute del otro. Además está claro que el orgasmo femenino siempre ha estado en un segundo plano. El disfrute de la mujer ha estado siempre por detrás del disfrute masculino, como en muchos otros aspectos de la vida, pero ya es hora de dejar las costumbres y clasicismos a un lado y empezar a buscar también la igualdad de sexos en el plano sexual. Por eso que mejor manera de empezar a reivindicarlo que en un día como hoy, el Día Internacional del Orgasmo Femenino, creado para concienciar sobre la importancia de tener una buena salud sexual, tanto en los hombres como en las mujeres. 

Comentarios