Líbano se convierte en el primer país árabe en legalizar el cáñamo

El parlamento libanés aprobó un proyecto de ley que permite el cultivo de cannabis para uso medicinal e industrial, tras dos años de intenso debate. Eso si, queda fuera de la ley de legalización el cultivo “con fines recreacionales” y, por tanto, el consumo considerado de tipo lúdico.

Pexels
Pexels
Líbano se convierte en el primer país árabe en legalizar el cáñamo

Esta medida ha sido adoptada por el consejo de una sociedad norteamericana de asesoría global, la McKinsey & Co., quien recomendó la legalización del cultivo de cannabis como herramienta para mejorar su difícil situación economía, agravada en gran parte por las consecuencias del virus Covid19. Los beneficios económicos que se podrían rondan los mil millones de dólares anuales. 

La nueva legislación permitirá que el cultivo se utilice para industrias legales como la producción de fibras textiles, el desarrollo farmacéuticos y la fabricación de productos de consumo a partir del aceite de CBD.

Las autoridades pondrán en marcha la ley, aunque no será fácil, ya que Hezbollah se ha posicionado en contra. Los activistas procannabis tampoco están contentos del todo, 
puesto que queda fuera de la nueva ley la despenalización del autocultivo y del consumo con fines lúdicos.

Tenemos reservas morales y sociales, pero hoy existe la necesidad de ayudar a la economía por cualquier medio - Alain Aoun, miembro del parlamento en el Movimiento Patriótico Libre.

Cabe recordar que el cannabis se ha cultivado ilegalmente durante mucho tiempo en el valle de Bekaa, convirtiendo a Líbano en una de las tres principales naciones de Oriente Medio en cultivo de cannabis por la Naciones Unidas. Desde principios del siglo XX el cannabis se cultiva y vende en Líbano de modo ilegal. Durante la guerra civil (1975-1990) el hachís libanés era conocido por su gran calidad y era un cultivo muy  próspero. Después de las campañas estatales para erradicar el cultivo y las promesas de plantaciones alternativas, que resultaron no tan rentables; se produjeron enfrentamientos entre las autoridades y los agricultores. Éstos últimos, demandaban al gobierno una legislación para su cultivo que finalmente llegó el martes pasado  cuando se aprobó en el Parlamento la legislación cultivo de cannabis.

Comentarios