Eulixe

Continúa la explotación laboral en Qatar a un año del Mundial de Fútbol

Ha comenzado la cuenta regresiva final para la próxima Copa del Mundo de fútbol en noviembre de 2022. Pero a pesar de introducir importantes reformas legales, Qatar aún no ha cumplido su promesa de poner fin a los abusos laborales y la explotación de sus más de dos millones de trabajadores migrantes. Un informe recién publicado de Amnistía Internacional demuestra que el año pasado se ha visto una erosión real de los derechos de los trabajadores migrantes recientemente protegidos, con el resurgimiento de viejas prácticas abusivas, reviviendo los peores elementos del sistema de patrocinio de la kafala y socavando las reformas. El gobierno no ha implementado rigurosamente los cambios, lo que pone en duda la promesa de las partes interesadas clave de que la Copa del Mundo cambiaría las reglas del juego para los trabajadores migrantes en Qatar.

qatar
Informe Reality Check 2021: Un año para la Copa del Mundo 2022 - El estado de los derechos de los trabajadores migrantes en Qatar - Amnistía Internacional
Continúa la explotación laboral en Qatar a un año del Mundial de Fútbol

El año pasado Qatar aprobó dos leyes para poner fin a las restricciones a los trabajadores migrantes que abandonan el país o cambian de trabajo sin el permiso de su empleador. Sin embargo, Amnistía Internacional ha acusado a las autoridades de "complacencia" en la aplicación de las leyes y dice que ha llevado a que resurjan los peores elementos del sistema kafala , que vincula a los trabajadores con su empleador.

El nuevo informe de Amnistía llamado Reality Check 2021, cita a una trabajadora migrante que dice que su empleador la amenazó cuando quería cambiar de trabajo y le dijo que tenía que pagar más de cinco veces su salario mensual para obtener un certificado de no objeción. Aunque el cambio en la ley debería haberle permitido cambiar de trabajo libremente, la denuncia que presentó al Ministerio de Desarrollo Administrativo, Trabajo y Asuntos Sociales fue rechazada. Según la ONG, otras prácticas, como la retención de salarios y beneficios para dificultar que los trabajadores dejen sus trabajos, también continúan en Qatar.

La aparente complacencia de las autoridades está dejando a miles de trabajadores en riesgo continuo de explotación por parte de empleadores sin escrúpulos, muchos de los cuales no pueden cambiar de trabajo y enfrentan el robo de salarios ... Tienen pocas esperanzas de reparación, compensación o justicia. Después del Mundial , el destino de los trabajadores que permanecen en Qatar será aún más incierto. - Mark Dummett, director del programa de asuntos globales de Amnistía Internacional.

El trato de Qatar a los más de 2 millones de trabajadores migrantes ha sido objeto de un escrutinio implacable desde que ganó el derecho a albergar el Mundial de fútbol en 2010. En agosto, Amnistía también acusó al país de no investigar las muertes de miles de trabajadores migrantes en la última década. Ahora ha instado a la FIFA a pedir al gobierno de Qatar que cumpla con su programa de reformas laborales antes del partido inaugural de la Copa del Mundo el 21 de noviembre del próximo año.

Qatar es uno de los países más ricos del mundo, pero su economía depende de los 2 millones de trabajadores migrantes que viven allí. Al enviar una señal clara de que no se tolerarán los abusos laborales, penalizar a los empleadores que violan las leyes y proteger los derechos de los trabajadores, Qatar puede brindarnos un torneo que todos podemos celebrar. Pero esto aún no se ha logrado - Mark Dummett, director del programa de asuntos globales de Amnistía Internacional.

Sacha Deshmukh, director ejecutivo de Amnistía Internacional Reino Unido, aseguró que la Asociación de Fútbol podría hacer más para presionar a las autoridades en Doha: “la explotación de la fuerza laboral migrante masiva de Qatar ya ha arrojado una sombra oscura sobre la Copa del Mundo del próximo año, y la FA debería usar el año restante hasta el inicio para impulsar reformas laborales duraderas en Qatar”.

Según el gobierno de Qatar, la afirmación de Amnistía de que las reformas laborales no se han traducido en cambios sobre el terreno para los trabajadores migrantes no se sostiene: “Amnistía no documenta una sola historia de entre los 242 870 trabajadores que han cambiado de trabajo con éxito desde que se eliminaron las barreras en septiembre de 2020, o de los más de 400 000 trabajadores que se han beneficiado directamente del nuevo salario mínimo a través de aumentos salariales y otros incentivos financieros".

Puedes descargar el informe completo (en inglés) en este enlace. 

Comentarios