Slow TV: El placer de no ver nada

Slow TV: El placer de no ver nada

Aragon TV ha empezado el año (desde las 21.20 horas en pleno prime time) emitiendo el espacio titulado El viaje, un documental producido por Factoría Plural, de casi cuatro horas de duración que muestra el recorrido, íntegro desde la cabina en plano fijo y en tiempo real, que hace el popular ferrocarril "canfranero", el tren que une Zaragoza con Canfranc, en Huesca.

Una idea sencilla y que ha tenido unos buenos resultados de audiencia para ser lo que era, una cuota de pantalla del 6,7%, por delante de La Sexta, Cuatro o La 2, con una media de 30.0000 personas pegadas a la televisión. Siendo además Trending Topic durante su emisión.

Este formato de programa es conocido como Slow Tv y ya en España se coqueteó con este estilo a finales de los 90 en la extinta radiotelevisión valenciana con Camins de ferro una serie que emitía sin interrupciones el trayecto en tren desde Valencia a Alicante, de Alicante a Denia entre otros y que cerraba la programación por lo que no dejaba de ser una nana para ir a la cama.

Y es que puede que uno de los fines de la Slow TV sea ese. En una televisión marcada por las polémicas, gritos en tertulias, tensiones en series y concurso, llega este estilo que no es nada mas y nada menos que nada...paz.

Así muchos aragoneses tras las comilonas de navidades y fin de año con mesas repletas de familiares y amigos, han escogido un simple trayecto en tren para sosegar la mente y espíritu.

Pero ¿De donde viene la Slow TV? Esta televisión lenta deriva de un concepto creado por el artista Andy Warhol en su película de 1963 Sueño , que mostraba al poeta John Giorno durmiendo durante cinco horas y veinte minutos.

Un concepto experimental que fue popularizado en la década de 2000 por la Norwegian Broadcasting Corporation (NRK), comenzando con la transmisión de un viaje en tren de 7 horas en 2009.

La televisión noruega son unos genios en la materia así han reproducido viajes en barco (en 2012 superaron el récord Guinnes a la emisión ininterrumpida más larga de la historia con las casi 135 horas de viaje del Hurtigruten, un crucero a través de los fiordos), la pesca del salmón, un fuego ardiendo en una chimenea o una conferencia en el 200º aniversario de la constitución cosechando sorprendentes resultados de audiencia con millones de espectadores y hasta un 40% de share.

Una de las emisiones más exitosas de la NRK fue un reality show protagonizado por varios pájaros y una ardilla que dedicaban las horas del día a comer y dormir. Hubo otra, también muy aclamada, en la que cuatro mujeres mayores tejían y hablaban de sus cosas durante cuatro horas seguidas. Millones de espectadores vieron estos programas.

La BBC también ha emitido Slow Tv con el viaje de un autobús y diversas plataformas ofrecen desde hace tiempo chimeneas crepitando o peceras.

Comentarios