El Ejército de Venezuela crece gracias a España

El Ejército de Venezuela crece gracias a España

España participa en el programa de modernización  de los tanques propiedad del Ejército de Venezuela, a pesar del embargo al suministro de armas y equipo militar, decretado por la Unión Europea para este país sudamericano. La Junta Interministerial del Comércio Exterior de Material de Defensa (JIMDDU) autorizó el suministro de piezas de repuesto para los AMX-30 al gobierno de Venezuela, encabezado por el presidente Nicolás Maduro, en el primer trimestre de 2018 por 20 millones de euros.

Los tanques AMX-30 en Venezuela

Según cuenta El País, el acuerdo fue aprobado después de que la Unión Europea decretó el 14 de noviembre de 2017 una restricción legislativa sobre el suministro de bienes militares a Caracas. Las fuentes en el gobierno de España, sin embargo, indican que el propio contrato se concluyó antes de esa fecha, y su aprobación política tuvo lugar más tarde. La Unión Europea tomó medidas restrictivas en vista del deterioro de la situación política y humanitaria interna en Venezuela; las medidas se extendieron a todos los bienes que pudieran utilizarse con fines represivos y para la violación de los derechos humanos. Al mismo tiempo, la UE congeló los activos de varios funcionarios venezolanos de alto rango. El régimen de embargo europeo prevé solo dos excepciones: el suministro de bienes con fines humanitarios y para el apoyo de las actividades de la ONU y sus organismos especializados, así como otras organizaciones internacionales regionales; “El cumplimiento de las obligaciones en virtud de contratos celebrados antes del 13 de noviembre de 2017 y los contratos adjuntos concluidos en cumplimiento de los contratos principales”.

En el primer trimestre de 2018, según la Estadística sobre Exportaciones de Material de Defensa, publicadas por la Secretaría de Comercio del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.  España vendió a Venezuela repuestos para carros de combate por 6.216 euros. Pero es un importe insignificante en comparación con el presupuesto aprobado por el gobierno del Partido Popular para el suministro de repuestos para tanques, estimado en 20 millones de euros. Esta cifra es casi diez veces superior a todas las ventas de armas españolas a Venezuela en el año 2017 (3,5 millones) o 2016 (2,6).

Según las fuentes de El País, la licencia de exportación corresponde al programa de modernización de 86 tanques principales AMX-30 de fabricación francesa, que están en servicio en las fuerzas terrestres venezolanas. El comando del Ejército  planea invertir otros 70 millones de euros para modernizar estos vehículos blindados de combate, comprados en 1970 y modernizados anteriormente por las fuerzas de la industria local. Los resultados de la renovación fueron deplorables y además crearon un escándalo por motivos de corrupción. Esta vez, el programa de modernización incluye la instalación de equipos electrónicos y la introducción de tecnologías digitales, cuyo proveedor es una determinada empresa israelí, así como la empresa española Star Defense Logistic Engineering SL (SDLE) en función de su subcontratista y contratista directo.

Respondiendo a la pregunta de por qué esta transacción fue aprobada por el gobierno español, un portavoz del Departamento de Comercio del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo de España se refirió a la "cláusula de la legislación de sanciones de la UE que permite la emisión de licencias de exportación en cumplimiento de los contratos ya concluidos”, es decir, antes de que el embargo fuera implementado. Cabe señalar que cualquier contrato de exportación entra en vigor a partir de la fecha de aprobación por el consejo interdepartamental de la licencia correspondiente. En otras palabras, nadie tiene el derecho de suministrar bienes militares para la exportación sin la aprobación previa del gobierno.

La denegación de la licencia de exportación no es algo raro en la práctica del consejo interdepartamental. Por ejemplo, en el mismo primer trimestre de 2018, la JIMDDU se negó a ratificar el acuerdo para el suministro de material para la fabricación de paracaídas a Irán, y en 2017 vetó la venta de equipo militar a Israel. Un representante del subcontratista español SDLE explicó que su compañía espera recibir una licencia temporal que le permita prestar servicio a los tanques AMX-30 de Venezuela. "“Hasta ahora, no hemos recibido ninguna indicación para cesar este servicio. Si la recibiéramos, la acataríamos. Mientras, tenemos que cumplir nuestros compromisos”.

El blog BMPD recuerda que la flota de carros de combate del Ejército de Venezuela consta de 80 tanques AMX-30V (de los 82 tanques AMX-30B recibidos de Francia en 1972-1974), que son usados por la 11ª Brigada Blindada "Brigadier Pedro Ruiz Rondon " de la 1ª División de Infantería en Fuerte Mara (Sulia) cerca de la frontera con Colombia.

Ochenta y un tanques de modelo AMX-30B y cuatro BREM AMX-30D se modernizaron en Venezuela a AMX-30V en el marco de un contrato de 1988 por el valor de $136 millones. Las obras fueron inicialmente realizadas por la empresa metalúrgica Van Dam C.A. utilizando el diseño y servicios de contratista de la compañía estadounidense Teledyne, La empresa  Van Dam C.A. no hizo frente al pedido, la historia estuvo rodeada por rumores sobre la corrupción y, como resultado, la modernización de los tanques se completó en la década de los 90 en el taller de reparación del ejército venezolano Centro de Mantenimiento de Blindados (CEMABLIN) en Fuerte Paramacay, cerca de Valencia (en el Estado Carabobo). La modernización de los tanques supuso la instalación, en lugar de los motores Hispano-Suiza HS-110 franceses con una capacidad de 680 CV,  del motor diésel Teledyne Continental AVDS-1790-2C-12-V con 750 hp en conjunto con la transmisión automática Allison CD-850-6A. Asimismo se instaló el sistema de control de incendios israelí Elbit Systems Lansadot Mk 1, que incluye un detector de alcance láser y una computadora balística, y se introdujo una estabilización completa del arma.

En 2014, el ejército venezolano lanzó un nuevo programa de modernización para los tanques AMX-30V, que consiste principalmente en equipar los carros de combate con un moderno sistema de control de incendios digital duplicado (comandante y artillero). Además, se instalarán pistolas eléctricas controladas digitalmente, un mástil con sensor meteorológico digital, un receptor de navegación GPS / GLONASS, un nuevo dispositivo de monitoreo diurno y nocturno para el conductor, una unidad de potencia auxiliar de 7 kW y nuevas orugas. Los tanques AMX-30V mejorados recibirá la nueva nomenclatura AMX-30VE. Los trabajos deben llevarse a cabo en CEMABLIN en colaboración con la empresa española Star Defense Logistic Engineering LC (SDLE, responsable del proyecto general de modernización e integración de sistemas), la compañía israelí Duma Optronics (proveedor de sistemas de electrones ópticos) y la compañía venezolana Venproca C.A. (proveedor de partes de equipos importados).

España fabricó los tanques AMX-30E  bajo una licencia francesa en la década de 1970-1980, y también se modernizaron, por lo que España tiene las competencias necesarias y un número significativo de piezas de repuesto para los tanques AMX-30 (ya retirados del servicio del ejército español). 

Comentarios