Fridays For Future: ¿nueva arma del capitalismo verde?

El pasado viernes 27 de septiembre se celebró el día de la movilización internacional en favor del clima. EULIXE salió a la calle para conocer de primera mano la realidad de estas movilizaciones en las capitales de Euskal Herria. 

Texto y fotos: Oier Zeberio

Fridays For Future: ¿nueva arma del capitalismo verde?

Donostia

La mañana arrancó con una huelga efectuada por los estudiantes. Más de 5000 jóvenes, convocados por el movimiento "Fridays for Future", tomaron la calle. La manifestación arrancó a las 12:00 de la mañana desde el Boulevard, con la participación de los actores Javier Bardem y Alba Flores. Los carteles con mensajes reivindicativos marcadamente de carácter ecologista inundaron las calles, acompañados por gritos en contra de las multinacionales, el sistema capitalista, y en favor de la justicia climática y la lucha ambiental. Fue una marcha pacífica y no se registraron momentos de tensión. Duró aproximadamente una hora y terminó en el Boulevard, entre aplausos.

bardem
A las seis de la tarde, comenzó la segunda manifestación del día, que empezó en las inmediaciones del ayuntamiento donostiarra. Está manifestación fue aún mas multitudinaria y contó con la presencia de más agentes sociales, tales como Eguzki, La Plataforma contra la Incineradora de Zubieta, Ernai, LAB, Steilas, ELA, EHNE, Greenpeace, Etxalde y CCOO. Se registraron algunos momentos de tensión, cuando José Ignacio Asensio, Diputado de Medio Ambiente y Obras Hidráulicas de la Diputación de Foral Gipuzkoa, y gran defensor e impulsador del proyecto de la incineradora de Zubieta, hizo acto de presencia en la manifestación. Varios miembros de la plataforma contra la incineradora se acercaron en distintos momentos al diputado, y entre gritos de "Erraustegia, Klima Aldaketa" (Incineración, Cambio Climático) y "Asensio entzun, labea ez piztu" (Asensio, escucha, no enciendas el horno) mostraron su rechazo tajante al polémico proyecto. Unos diez minutos después de que comenzará la manifestación, Asensio la abandono entre gritos. Siguiendo con la lógica que se estableció a la mañana, no hubo ningún otro momento de tensión. Se efectuó una sentada delante del McDonald’s de La Brecha y se hizo una parada delante de un ZARA algunos minutos después. La manifestación termino en la Plaza Easo, una hora y media después de que comenzara. 

fridays
Otras capitales 

Según Topatu.eus, citando a Hala Bedi, en Gasteiz los jóvenes efectuaron una concentración y pidieron al ayuntamiento que "el transporte público en la ciudad fuera gratuito, que se creara una empresa municipal para la producción y distribución de energía renovable, y por último, que interrumpiera las subvenciones destinadas a la aerolínea Ryanair por operar en el aeropuerto de Foronda". En el caso de Iruña, los jóvenes se concentraron en la plaza del Ayuntamiento. En declaraciones efectuadas a Ahotsa.info, Laura Panero, miembro de Fridays For Future, subrayó la necesitad de efectuar acciones y adoptar medidas tajantes. La movilización de la tarde también fue numerosa. En Bilbo, los estudiantes se concentraron en la plaza del ayuntamiento y efectuaron una manifestación a la tarde, siguiendo la misma lógica que se pudo observar en Donostia.   

fridays future

El contexto político y social


Fridays For Future (FFF) es un movimiento internacional que cada vez tiene más poder. Su presencia en las redes sociales y los medios de comunicación, y su capacidad de convocatoria han aumentado considerablemente en los últimos meses. 
La cabeza visible del movimiento, o según algunas voces, la líder ideológica, es la joven sueca Getra Thunberg, una persona que en pocos meses ha pasado de ser una activista que se manifestaba frente al parlamento sueco a convertirse en una figura reconocida mundialmente y con acceso a los centros de poder político y económico, tales como el Foro Económico Mundial, la Asamblea Francesa, la Cumbre sobre la Acción Climática ONU 2019…. Antes las acusaciones de que es un producto creado por las agencias de publicidad y financiada y apoyada por lobbies verdes, los organizadores de la marcha de Donostia, defienden lo siguiente:


No creemos que sea una figura de los lobbies. Es una chica especial. Es una chica que ha decidido luchar, que se ha obsesionado probablemente, con el tema de la crisis climática. Y ella lo ha visto claramente. Ve que hay un problema, y ve claramente, también, que nadie hace nada ante ese problema. Entonces, para obtener la atención de los medios de comunicación, dejó la escuela y empezó a asistir a las cercanías del parlamento sueco los viernes. En nuestra opinión, no es una parte de un lobby o no está apoyada por los lobbies


Acto seguido, no obstante, al mencionar el hecho de que a lo largo de los últimos años han sido muchos los indígenas que han denunciado el genocidio sufrido por parte de las empresas extractivitas, en muchos casos occidentales, y matizando que no han obtenido ninguna respuesta a nivel global, y mucho menos, presencia en las instituciones internacionales, y Greta si, la respuesta es la siguiente: 


Somos conscientes de ese hecho. En el movimiento no estamos de acuerdo con todo lo que hace Greta. Y tenemos que ser conscientes de que, una vez más, ha sido materializada y manipulada. Es decir, Greta, muy probablemente no tenga los mismos valores o ideología que nuestro propio movimiento. Solamente es una persona, que empezó a manifestare delante de un parlamento, porque estaba preocupada por su futuro. Tiene, solamente, 16 años, y no es ni antropóloga, ni socióloga...quiere visibilizar el problema


Como se pudo observar en las marchas efectuadas en Donostia, el discurso es marcadamente anticapitalista (mensajes contra el sistema productivo, las multinacionales...), y el anticapitalismo discursivo (no radical) es muy funcional a la hora de captar adeptos. La mayoría de los participantes son jóvenes de entre 15 y 20 años, muy marcados por el uso de las redes sociales y las dinámicas propias de la sociedad del riesgo, donde el riesgo del calentamiento global o de la contaminación, productos a la vez del sistema productivo capitalista, son visibles socialmente y crean respuesta social al amenazar la vida directamente. 
Son varias las voces que acusan a Fridays For Future de ser una nueva arma de capitalismo verde. Esta es la respuesta de los organizadores de la marcha en Donostia:


No somos los voceros del capitalismo. Sabemos que hay un riesgo de que seamos manipulados y materializados, como el capitalismo hace con todo, pero mientras seamos conscientes de este hecho no vemos ese peligro, no creemos que caeremos en esa trampa. Queremos ser una amenaza para el capitalismo y con el trabajo lo lograremos. 

fridays future
En el momento de preguntarles, no obstante, cual es la hoja de ruta a seguir o su estrategia para combatir el sistema capitalista, la respuesta es la siguiente:


Nosotros no somos, ni sociólogos, ni antropólogos, ni expertos que sabemos de estrategias. Nuestro deber es visibilizar el problema, saliendo a la calle, y deben de ser otros [las autoridades] las que adopten medidas. 


La unión de un discurso anticapitalista (no radical) y una práctica no violenta hace muy atractiva está dinámica para ciertos estratos de la sociedad. Por un lado, el hecho de manifestarse y gritar consigas anticapitalistas ayuda probablemente a liberar la tensión acumulada fruto del hartazgo general, y, por otro lado, la utilización de dinámicas no violentas (pero no por eso son desobedientes o radicales) evitan todos los problemas legales derivados de la represión. Hoy por hoy, la estrategia de FFF se resume en visibilizar el problema haciendo actos simbólicos como sentadas o paradas cerca de emplazamientos estratégicos (tiendas de ropa o cadenas de comida) en modo de protesta. Esta estrategia, que ha tenido cierto éxito, por ejemplo, a la hora de aglutinar personas, puede que sea muy limitada, si el objetivo real es “destruir el sistema capitalista”. 

 

Comentarios