Bolivia vence al golpismo: el MAS arrasa en las elecciones pese a tener todo en contra

Todas las luces de alarma estaban encendidas. La democracia boliviana estaba en peligro debido a a los intentos golpistas de la oligarquía del país, apoyada desde el exterior por organizaciones de ultraderecha y Estados Unidos. Sin embargo, ahora todo indica que la victoria del MAS, el partido de Evo Morales, es inapelable. Los resultados oficiales no se conocerán hasta el martes, pero los sondeos a pie de urna no dejan lugar a muchas dudas ni artimañas: Luis Arce, candidato del Movimiento al Socialismo (MAS), lograría el 52,4% de los votos frente al 31,5% de su rival más directo, Carlos Mesa. El candidato de ultra derecha Luis Fernando Camacho consiguió tan solo el 14%. La jornada electoral estuvo marcada por la la paz y la impresionante afluencia a las urnas: casi el 85% del padrón electoral ejerció su derecho a voto. 

Luis Arce y representantes del MAS celebran la victoria electoral. Foto: Twitter de Evo Morales (https://twitter.com/evoespueblo/status/1318066318453637121?s=20)
Luis Arce y representantes del MAS celebran la victoria electoral. Foto: Twitter de Evo Morales (https://twitter.com/evoespueblo/status/1318066318453637121?s=20)
Bolivia vence al golpismo: el MAS arrasa en las elecciones pese a tener todo en contra

Si el resultado se confirma el martes en los resultados definitivos y no asistimos a otro intento golpista, esta será una victoria importantísima para la izquierda boliviana y latinoamericana tras años de derrotas electorales, campañas de criminalización y golpes de estado blandos contra los partidos progresistas. Tal y como indican lso sondeos a pie de urna, Luis Arce habría ganado la primera vuelta electoral con los votos suficientes para proclamarse presidente con el 52,4% de los apoyos populares frente al 31,5% del candidato de Comunidad Ciudadana, Carlos Mesa.

Luis Arce compareció ante los medios ya como ganador con un tono conciliador y en búsqueda de consensos y paz:

Vamos a gobernar para todos los bolivianos, vamos a construir un gobierno de unidad nacional... Hemos recuperado la democracia y la esperanza. De nuestra parte el compromiso de trabajar, de llevar adelante nuestro programa. Tenemos la obligación de trabajar para responder a esta expectativa. Hoy ha sido para el pueblo lo que es del pueblo - Luis Arce

Esta victoria pone de manifiesto además la poca veracidad de las acusaciones de fraude en las elecciones de de 2019 por parte de la Organización de Estados Americanos (OEA), y que supuso el paso previo al golpe de Estado que arrebató el poder al MAS y permitió que durante todo un año ejerciera de presidenta la ultraderechista Jeanine Áñez, con tan solo el 4% de los votos y gracias al apoyo militar. Una gran noticia es la aceptación de estos resultados por la propia Áñez: 

Tampoco los apoyos mediáticos desde dentro y fuera de Bolivia, o la encarcelación y persecución de muchos de sus líderes durante este último año pudieron con el MAS, que saca músculo y demuestra sus fuertes vínculos con los movimientos campesinos y obreros en Bolivia, quienes los han aupado a una nueva victoria electoral. 

 

Comentarios