Asalto y paliza en una casa familiar por tener la bandera republicana en el balcón

Un grupo de ultraderechistas asaltaron el domicilio de una familia en Granada para intentar retirar del balcón una tricolor republicana colocada en memoria de Julio Anguita. En el momento del asalto la vivienda estaba ocupada por un matrimonio y su hijos, uno de ellos el músico Javier cuesta, que resultó con heridas de consideración en distintas partes del cuerpo tras ser apaleado por el grupo de fascistas, que volvían de una concentración convocada por VOX. El sábado se produjo otra agresión fascista en Málaga, también en el contexto de la manifestación contra el Gobierno que se había celebrado horas antes. En ninguno de los dos casos se han producido detenciones hasta el momento. 

musico_javier_cuesta
Javier Cuesta, el músico agredido. Foto: VJR Granada
Asalto y paliza en una casa familiar por tener la bandera republicana en el balcón

La Asociación Granadina Verdad, Justicia y Reparación ha denunciado este lunes la agresión sufrida el pasado sábado en Granada por el músico Javier Cuesta y su familia, cuyo domicilio fue asaltado por varios ultraderechistas para intentar retirar la tricolor republicana que habían colgado en su balcón en memoria del ex secretario general del PCE Julio Anguita, fallecido el pasado 16 de mayo en Córdoba a los 78 años de edad. La vivienda asaltada es un piso de una céntrica calle de Granada con balcones al exterior, propiedad de un matrimonio que la habita con sus hijos, uno de ellos, el propio Cuesta, que resultó herido y ha denunciado los hechos.

El colectivo memorialista ha condenado en un comunicado la “brutal agresión fascista”, que “se produjo en la noche del pasado sábado, cuando el grupo de extrema derecha volvía de la concentración convocada en el centro de Granada por el partido fascista Vox”.

Cuatro ultraderechistas vieron la bandera republicana que Javier Cuesta había colocado en el balcón de su casa, con motivo de la muerte del líder comunista Julio Anguita. Entonces, asaltaron su domicilio, con intención de quitar la tricolor, y maltrataron a su familia. Javier Cuesta intentó impedirlo y forcejeó con los agresores, pero éstos le dieron una paliza provocándole fracturas, hematomas y diversas contusiones - Asociación Granadina Verdad, Justicia y Reparación

La asociación ha recordado asimismo que Cuesta es un “músico comprometido con la Memoria Histórica y la República” y que “todos los años” camina desde Víznar hasta Alfacar junto a miembros del colectivo “para rendir homenaje, con su acordeón republicano, a Federico García Lorca y a las víctimas del franquismo”.

“No quiero que esta agresión quede impune, pero sobre todo no quiero que mi familia sufra”, ha señalado el propio Cuesta este lunes en un comunicado en el que ha explicado los hechos. “Aprovecho para mandar un mensaje de convivencia y contra todo tipo de violencia”, ha destacado.

luisCuestaCom

Otra agresión fascista en Málaga

Por su parte, la Federación de Servicios, Movilidad y Consumo de UGT ya informó ayer en un comunicado de la agresión a un miembro del sindicato, registrada sobre las 16:00 horas del pasado sábado en la ciudad de Málaga también “en el contexto de la manifestación contra el Gobierno que se había celebrado horas antes” y denunciada posteriormente en la comisaría de Policía del distrito Málaga-Centro.

Según consta en la denuncia realizada ante la policía nacional, en la Comisaría de distrito Málaga-Centro, un grupo de ocho personas -que por su indumentaria y comentarios parecían haber participado en la manifestación contra el Gobierno, celebrada horas antes en la ciudad- situados en la mesa contigua a la del compañero de UGT agredido, empezaron a proferir cánticos y gritos como “Viva Franco, viva Hitler y viva Vox”, entre otros.

Antes de marcharse y tras un comentario -sin acritud ni malas formas- del sindicalista de UGT, dos de los jóvenes le increparon al grito de “tú eres un rojo de mierda”. A continuación, los ocho jóvenes se abalanzaron sobre él y comenzaron a propinarle patadas hasta tirarle al suelo, causándole múltiples lesiones que motivaron su traslado al servicio de urgencias del Hospital Virgen de la Victoria.

Comentarios