VIRAL

Las estatuas del rey genocida Leopoldo II peligran en Bélgica

A pesar de los esfuerzos occidentales por blanquear y ocultar su historia, Leopoldo II de Bélgica pasará a la historia como uno de los mayores genocidas que ha conocido la humanidad. Además de su función como gobernante, este monarca fue un hombre de negocios sin escrúpulos. Explotó durante varios decenios el Congo, y aunque durante los primeros años la mayoría de los ingresos provinieron del marfil, la extracción de caucho se consolidó como la mayor fuente de divisas, ya que a partir de 1896 la demanda de este polímero de disparó en los mercados internacionales. Poco importaban la vida o la salud de los congoleños, que día y noche, bajo unas condiciones de esclavitud inhumanas, sacrificaban su existencia para el enriquecimiento personal del monarca. Secuestros de menores, cortes de extremidades como castigo, violaciones, asesinatos masivos…fueron algunas de las horrendas técnicas que aplicaron las unidades de La Force Publique para someter la población local.

En un contexto donde el cumplimiento de la cuota o la sumisión significaban la delgada línea que separaba la vida de la muerte, el horror y la impunidad se convirtieron en norma. Se calcula que en unas 10.000.000 de personas fueron asesinadas bajo el reinado de Leopoldo II. El monarca, que nunca vio el terror en directo porque jamás puso un pie en su único territorio de ultramar, exterminó a la mitad de la población en 23 años.

Ahora, y a raíz de las protestas originadas por el asesinato de George Floyd, el movimiento antirracismo ha provocado que las autoridades quiten una de sus estatuas en Amberes, y la de Bruselas puede que no pase de este fin de semana...

Las estatuas del rey genocida Leopoldo II peligran en Bélgica