VIRAL

Un "emoji" de 4.200 años de antigüedad

Un equipo de arqueólogos han encontrado manifestaciones de arte rupestre en dólmenes de 4.200 años de antigüedad. Entre los hallazgos se puede observar una manada de animales con cuernos y lo que podría ser la primera cara sonriente en la historia de Homo Sapiens. Este hallazgo se ha encontrado tras estudiar docenas de dólmenes en la Alta Galilea y el Golán "en un intento de descubrir el mundo de esta misteriosa cultura que existió hace más de 4.000 años, y que dejó tras de sí solo dólmenes como prueba de su rica cultura", tal y como aseguró el profesor Gonen Sharon de la Universidad de Tel Hai en un comunicado de prensa. 

En uno de los dólmenes de Kiryat Shemona los investigadores diferenciaron lo que parece ser un rostro sonriente tallado en la piedra. Aunque son muy cautelosos a la hora de identificarlo como un emoji, indican que "estas líneas están localizadas con precisión para encajar en la forma general de la piedra principal y para parecerse a un rostro humano: los dos pares de líneas cortas marcan los ojos y la línea larga representa la boca de la figura". Ahora bien, esta sería una de las muchas explicaciones posibles para la ubicación y el significado de estas líneas talladas.

Otro descubrimiento único fue encontrado en el kibutz Shamir dentro de un dolmen multicámara que es posiblemente el más grande de Oriente Medio. Son 14 grabados únicos en forma de tridente en el techo de una cámara construida con enormes losas de basalto y un techo de piedra que se estima que pesa alrededor de 50 toneladas.

 

Un "emoji" de 4.200 años de antigüedad