VIDEOS

El terrible sufrimiento que hay detrás de un bolso de Luis Vuitton

La organización animalista PETA ha realizado un vídeo con cámara oculta en una granja de cocodrilos en Vietnam para denunciar la extrema crueldad con la que son asesinados los animales para fabricar bolsos y carteras de lujo con su piel. Dos de las granjas investigadas proveen pieles a LVMH, empresa matriz de Louis Vuitton, y a “algunas de las marcas más grandes”, según el dueño de la granja.

Las imágenes son terribles. Después de varias descargas eléctricas, los cocodrilos sufren una incisión en el cuello por la cual se introducen varias varillas de metal con la intención de romperles su espina dorsal. Los animales aún siguen vivos cuando las barras se deslizan bajo su piel. Por delante tienen una larga hora de agonía mientras se desangran lentamente. Mientras aún respiran, los trabajadores de esta cámara de torturas los llevan a otra habitación donde los cocodrilos son desollados. Tras el proceso se puede apreciar como algunos siguen moviéndose aún cuando han sido totalmente despojados de su piel.

vietnam_crocodile_skin

Pero la crueldad no se limita al momento de su sacrificio. Antes de llegar a la mesa del desolle, los animales son criados durante 15 meses en estrechos recintos de cemento cuya longitud es más pequeña que el tamaño de su cuerpo. Cuando se alojan a varios animales juntos, existe la probabilidad de que se agredan y se lesionen, y comúnmente esto lleva a infecciones y enfermedades. Todo este sufrimiento no tiene más que un fin comercial. La granja en concreto donde fueron tomadas las imágenes mata a 1.500 cocodrilos cada 3 meses para poder alimentar la producción de objetos de lujo de las firmas del gigante de moda LVMH, compañía a la que pertenecen marcas de renombre como Louis Vuitton, Loewe o Dior.

Las imágenes han sido grabadas en 2016. Hasta febrero de 2019, la empresa matriz LVMH no realizó comentarios al respecto ni cambios en su metodología de suministro. En 2109 Jean Baptiste Voisin, el director de Estrategia del grupo y miembro de su comité ejecutivo declaró: "LVMH ha decidido lanzar un nuevo marco de referencia con un estándar inédito para la industria, cuyas reglas nos parecían insuficientes hasta el momento". Sin embargo, la asociación animalista PETA ha definido estos nuevos criterios de abastecimiento como «una tontería» y consideran que no introducen ningún cambio con respecto al «sufrimiento inconmensurable» de los animales ¿Una campaña de greemwashing o cambio real? 

El terrible sufrimiento que hay detrás de un bolso de Luis Vuitton