SOCIEDAD

Todos somos ovejas pastoreadas por el miedo

En este vídeo, un pastor francés con miles de ovejas a su cargo nos cuenta los trucos que utiliza para que sean mansas y obedientes. A pesar de que son mucho más numerosas y fuertes que él, las ovejas siempre le hacen caso y van a donde dice, se dejan esquilar e incluso acuden dócilmente a su cita con la muerte cuando les toca convertirse en alimento ¿El secreto? El pastor lo tiene muy claro: el miedo y su necesidad de sentirse seguras. Esta es la única herramienta que utiliza para que hagan todo lo que él quiere. La simple ilusión de la presencia del lobo es suficiente para que su atención se centre en eso y no en cualquier otra cosa que el pastor quiera hacerles. Eso si, siempre hay ovejas negras, seres más inteligentes, rebeldes y libres que el resto, que normalmente se revelan y no hacen caso al pastor, lo que puede convertirse en un grave problema si consigue que las demás sigan su camino. En ese caso, el pastor como último y eficaz recurso las degolla ante las demás, un método ultra eficaz para que todas vuelvan a hacer caso. "Mato a una y someto a miles", asegura este pastor ¿Os suena todo esto?

Todos somos ovejas pastoreadas por el miedo