SOCIEDAD

Secretos del 23-F: Asalto al Banco Central de Barcelona

El 23 de Mayo de 1981, exactamente tres meses después del intento del famoso 23F, 11 hombres encapuchados entran en la sede del Banco Central de Barcelona y toman como rehenes durante 36 horas a casi 300 personas. Sin embargo, el atraco finalizó sin robo alguno: el dinero nunca salió del banco. El líder de los atracadores, José Juan Martínez 'El Rubio', cumplió 15 años de cárcel, y siempre sostuvo que su principal objetivo no era el dinero, sino unos documentos guardados en una caja de seguridad, la famosa caja 156: "Eran documentos relacionados directamente con el golpe del 23F. En ellos se detallaba claramente que la monarquía estaba implicada en el golpe", llegó a decir. Algunos testigos aseguran que vieron salir a una persona del Congreso de los Diputados con una documentos, y según afirman plasmarían cómo se hubiera configurado el Estado si el golpe hubiera salido adelante, además de pruebas de la conexión de Juan Carlos I con el golpe. Según la versión de 'El Rubio', el atraco logró su objetivo principal: la caja 156 con los documentos, que lograron sacar del banco camuflados entre los primeros rehenes que los atracadores liberaron.

Los asaltantes no revelaron en un primer momento sus intenciones. Posteriormente exigirían a cambio de liberar a los 263 rehenes capturados, la puesta en libertad de los tenientes coroneles Tejero y Pedro Mas, el general Torres Rojas y el coronel San Martín. Los atracadores pidieron incluso un avión para trasladar a Argentina a los 4 implicados en el frustrado golpe de Estado y otro para que ellos pudieran salir de España. 

Secretos del 23-F: Asalto al Banco Central de Barcelona