SOCIEDAD

"Grándola, villa morena", la clave de La Revolución de los Claveles

El 25 de marzo de 1974, la Revolución de los Claveles puso fin en Portugal a la dictadura fascista más longeva de Europa. El salazarismo gobernaba con mano de hierro desde 1932. Esa noche de 1974, las clases populares de Portugal, apoyadas por un sector de las fuerzas armadas, tomó el poder político sin la necesidad de pegar un solo tiro. 

Para coordinar el asalto en distintas localidades del país, los revolucionarios acordaron transmitir por radio una canción que sirviera de seña. Al escucharla, todos debían cargar al mismo tiempo contra las sedes del poder salazarista. "Grândola, Vila Morena", fue la canción elegida.

Se trata de una canción compuesta por José Afonso, y hace referencia a la fraternidad entre las personas de Grândola, en el Alentejo. Anteriormente había sido prohibida por el régimen salazarista como una música del partido comunista de Moscú. 

Viví el 25 de Abril una especie de deslumbramiento. Fui hacia el Carmen, anduve por ahí... Estaba entusiasmado de tal modo con el fenómeno político que no me fijé bien, o no le di importancia a lo de Grândola. Sólo más tarde, cuando se produjeron los ataques fascistas del 28 de septiembre, o los del 11 de marzo, y Grândola era cantada en los momentos de más grave peligro o de mayor entusiasmo, me di cuenta de todo lo que significaba y, naturalmente, tuve una cierta satisfacción - José Afonso
 

"Grándola, villa morena", la clave de La Revolución de los Claveles