REPORTAJES

Catalunya tras la sentencia del Procés. Parte II: Noche.

Tras la sentencia del Procés, la violencia entró a formar parte por primera vez del juego independentista. El estado español sabía que la dureza de las condenas tendría respuesta en las calles, y así fue. A pesar del despliegue policial, los manifestantes fueron los dueños de la calle durante varias noches. A pesar de estas imágenes, cabe recordar que la práctica totalidad del movimiento independentista ha sido y es pacifista. Desde EULIXE, y tras 10 días siguiendo los disturbios, consideramos que aquellos que recurren a la violencia son una minoría absoluta, y más cercanos a movimientos antisistema que independentistas. En su mayoría jóvenes indignados con el régimen del 78 que gobierna el estado español, y que ya no es aceptable para muchos. Un sistema que ha caducado. La noche más dura sin duda fue la del viernes 25 de octubre. Estas imágenes de la ya conocida como “batalla de Urquinaona” muestran el nivel de violencia alcanzada en una noche que qudará marcada a fuego en la memoria colectiva de la ciudad condal. No sabemos si este uso de la violencia supone un cambio de estrategia, o simplemente es una forma puntual de canalizar la rabia e impotencia acumulados en los últimos años, y que ha explotado con la sentencia del Procés. Lo que está claro es que a algunos se les ha agotado la paciencia, y tras la ineficacia de la vía pacífica y la falta total de diálogo o tolerancia por parte del estado español, la violencia ha comenzado a ser una opción. Una situación a la que se llega por la total imprudencia de muchos dirigentes políticos de ambos bandos, que continuaron echando gasolina a la hoguera para obtener beneficios políticos, a costa de quemar todo el monte. ¿Es el estado el único legitimado para hacer uso de la violencia? ¿Porqué aplaudimos las revueltas violentas en unos países y en otros no? ¿Puede el pueblo defenderse de la violencia policial? ¿Es la violencia un recurso legítimo ante la injusticia continuada? Preguntas para las que cada uno tiene sus propias respuestas, pero sobre las que es imprescindible recapacitar a fondo a día de hoy.
Catalunya tras la sentencia del Procés. Parte II: Noche.