ACTUALIDAD

Moria: el campo de la vergüenza

A pesar de que la "crisis de los refugiados" ya no ocupa el espacio de hace años en los medios de comunicación, la realidad es que la situación no ha mejorado demasiado para la mayoría de solicitantes de asilo que esperan en campos de refugiados de Grecia y otros países limítrofes. Este mismo domingo, dos refugiados morían en un incendio en el campo griego de Moria, que acoge a unas 13.000 personas cuando solo está preparado para 3.000. La situación extrema de estas personas ha llevado a que un grupo de refugiados se enfrentara a la Policía y a los bomberos lanzándoles piedras, a lo que las fuerzas de seguridad respondieron con gases lacrimógenos y granadas aturdidoras. La Unión Europea, donde viven más de 500 millones de personas, lleva años sin solucionar la grave situación de estas 13.000 personas que viven hacinadas en este campo, y que es un vivo ejemplo de la deriva europea. 

Moria: el campo de la vergüenza