La escena de una película utilizada para asustar (y engañar) sobre el aborto

En los últimos meses se ha viralizado un vídeo que muestra (teóricamente) un aborto real de un feto de 13 semanas. Proviene de EE.UU, y en España lo han compartido últimamente muchos perfiles antiabortistas, políticos de derechas e incluso un senador del PP, como algo real. Sin embargo, se trata de una escena de una película producida por PureFlix, el "Netflix cristiano", con una clara intencionalidad antiabortista. 

La escena de una película utilizada para asustar (y engañar) sobre el aborto

"13 segundos. La verdad nos hace libres. Es importante conocer la verdad, por ello comparto este vídeo, para mover conciencias sobre lo que es un aborto"

Este es el texto utilizado por Javier Puente, senador por el PP de Cantabria, para concienciar a sus seguidores en contra del aborto. Para ello utiliza a sabiendas (lo dice en otro tuit como respuesta) una escena de una película que poco tiene que ver con un aborto real. Es decir, en nombre de la verdad utiliza imágenes falsas sobre un tema tan complejo como es el aborto. 

Y no es el único que está utilizando estas imágenes para desinformar sobre el tema. Otras cuentas afines a partidos como VOX y el PP utilizan también esta misma técnica de desinformación:

abortoVOX

El vídeo en cuestión pertenece a la película "Unplanned", estrenada en enero de este año en España, y que está producida y distribuída por Pure Flix, una empresa relacionada con el cristianismo evangélico estadounidense, conocida como el "Netflix cristiano", y que ha producido la película con una clara finalidad antiabortista. Pese a que la película contó con pocos recursos y a una difusión limitada, su éxito fue mayor del previsto: 8,6 millones de dólares recaudados.

Pure Flix es un estudio de cine que produce, distribuye y adquiere películas centradas en Cristo. Nuestra META es influir en la cultura Global de Cristo, a través de los medios de comunicación. Nuestra MISIÓN es ser líder mundial en producción y distribución de medios religiosos y familiares. Desde el día uno estamos esforzándonos en hacer la diferencia en Su nombre - Texto de presentación en la web de Pure Flix, la productora de la película

"Unplanned" narra la historia real de Abby Johnson, exdirectora de un centro de planificación familiar en Texas, y activista anti-aborto tras asistir a un procedimiento quirúrgico guiado por ultrasonido. Esta es la escena en cuestión, desde un canal de Youtube antiabortista que la muestra como algo real:

¿Son realistas las imágenes?

Según la propia Abby Johnson, la escena representa el aborto por aspiración de un feto de 13 semanas. La agencia de noticias AFP realizó un proceso de verificación para analizar si estas imágenes son realistas o no, consultando para ello a diversos ginecólogos reputados de todo el mundo. Estas son algunas de sus conclusiones:

Para mí estas imágenes no son del todo irreales, pero sí creo que fueron seleccionadas intencionalmente para asustar a las mujeres ... durante un aborto el feto puede tener movimientos repentinos, como ocurre durante el embarazo, lo que no significa en absoluto que sienta dolor. En circunstancias normales hay fetos que presentan mucho movimiento ... Las tomas que se alternan en la pantalla de una cara llorando son usadas para sugerir que hay dolor, se quiere jugar con lo emocional, es la típica clase de película de las organizaciones que quieren convencer al espectador de que el aborto es malo. Las imágenes están hábilmente diseñadas y montadas para asustar a las mujeres- Bernard Hédon, jefe de ginecología del Hospital Universitario de Montpellier

Cuando se introduce una cánula, en realidad se sacude el saco del óvulo y hace que el embrión se mueva, pero sentir dolor, lo que se denomina ‘nocicepción’, no ocurre antes de las 20 semanas - Sophie Gaudu, ginecóloga y jefa de la Unidad de Planificación Familiar y Aborto del Hospital Bicêtre, cerca de París.

La revista Texas Monthly también realizó una investigación sobre el tema,  revelando una serie de incongruencias y falsedades en la historia sobre Abby Johnson. La más importante de ellas es que en la clínica ubicada Texas, no tienen registro de ninguna intervención que coincida con aquélla descrita por Johnson, ni en fecha, ni en edad del feto, ni en el perfil de la paciente. Johnson habría asegurado en innumerables entrevistas y en sus memorias que observó a un feto de trece semanas "ser despedazado en un monitor de ultrasonido", algo que según Texas Monthly, el gerente de la clínica nunca había visto antes. Además, los registros de la clínica no enumeran ningún paciente más allá de las diez semanas de gestación. 

 

Comentarios