La República Errante Menda Lerenda existe (más o menos)

Esta semana se ha vuelto viral una peculiar detención en Galicia. Se trata de un conductor que circulaba con una matrícula falsa, se fugó de un control policial y, cuando los agentes acudieron a su domicilio, alegó ser miembro del cuerpo diplomático de la República Errante Menda Lerenda. Puede sonar a locura, pero lo cierto es que esta República existe. Al menos en la mente de su creador y sus ciudadanos adscritos. Lo que no queda muy claro es si se trata de una reivindicación libertaria, una secta apátrida o un curioso timo, puesto que para ser ciudadano de esta república errante cada menda lerenda debe desembolsar antes 50€. 
Carnet acreditativo de de la República Errante Menda Lerenda. Fuente: LNE
Carnet acreditativo de de la República Errante Menda Lerenda. Fuente: LNE
La República Errante Menda Lerenda existe (más o menos)

Un coruñés ha protagonizado esta semana una de las detenciones más absurdas y curiosas de los últimos tiempos. De acuerdo a la versión de la Gurdia Civil, todo comenzó en un control en la autovía A-6 a su paso por el término municipal de Abegondo. Los agentes pararon al conductor al no llevar el cinturón de seguridad. Este mostró a los agentes un pasaporte y un permiso de conducción de la "República Errante Menda Lerenda". Con un par. 

Tras negarse a enseñar "una identificación fehaciente" e insultar a los guardias civiles, el ciudadano de la curiosa República "realizó una maniobra para esquivar el vehículo oficial y se dio a la fuga a gran velocidad", tal y como aseguran los agentes, que iniciaron una peligrosa persecución junto a otras patrullas. El conductor abandonó la autovía "a gran velocidad, invadiendo el sentido contrario al flujo normal de circulación y obligando a varios usuarios a realizar maniobras bruscas para evitar colisionar con él". El hombre llegó a su casa, de donde se negó a salir alegando ser "miembro del cuerpo diplomático de la República Errante Menda Lerenda".

El vehículo interceptado por la Guardia Civil en el municipio coruñés de Oza-Cesuras

El vehículo del Menda - Guardia Civil

Finalmente lo convencieron, y tras comprobar su documentación real los agentes constataron que le constaban dos requisitorias judiciales de detención y personación, que su permiso de conducción había caducado y que la matrícula no se correspondía con el vehículo. El pack completo. Tras negarse a someterse a las pruebas de alcoholemia y drogas, los agentes detuvieron al hombre como presunto autor de tres delitos contra la seguridad vial, conducción temeraria, conducción sin la autorización administrativa, negativa a someterse a las pruebas de alcoholemia y drogas, resistencia a la autoridad por su negativa a identificarse y un delito de falsedad en documento público por portar placas de matrícula que no se correspondían con el vehículo.

Ciudadano Menda Lerenda, no estás solo

Lo curiososo es que esta no es la primera detención de alguien que dice ser ciudadano de esta supuesta República. En 2018, un avilesino se identificó del mismo modo en un control de la Policía Local. Finalmente Los agentes le abrieron una causa administrativa, no por el documento, sino porque descubrieron que llevaba encima varios porros de marihuana. Tal y como informó en su momento La Nueva España, el conductor le preguntó a los policías "si eran extraterrestres".

La primera pregunta del individuo fue si estábamos en territorio español. Comenzó a desvariar, diciendo que él era ciudadano del mundo, que se le estaba coartando el derecho a la libertad de movimiento y que por qué tenía que someterse a la prueba de alcoholemia - Policía Local de Avilés

Como vemos, no se trata de un hecho aislado, sino que hay más Mendas Lerendas por el mundo. Con una simple búsqueda llegamos a su propia página web, donde aseguran ser una República Independiente desde 1999, "legitimada por Estado Comunidad Europea", y fundamentada "en base al Derecho Internacional, siendo absolutamente real, legal y operativa". Uno de los primeros textos que observamos en la web es bastante revelador: 

Acogiendome a los Derechos de Propiedad Intelectual y de Libertad Individual contemplados por la Ley, por el presente documento me autoproclamo INDEPENDIENTE e instauro la REPÚBLICA ERRANTE MENDA LERENDA, acogiendo como territorio Nacional la superficie sobre la que tenga contacto y mis fronteras inviolables son las de mi contorno físico, siendo las psíquicas de mayor alcance y abasto, no reconociendo otras autoridades ni leyes extranjeras más que las basadas en la honestidad, sentido común y colaboración constructiva.

Si seguimos indagando un poco, en la web intentan convencernos con argumentos bastante curiosos de que todo esto es legal:

 La Legislación es muy clara al respecto. En su proclamación, REML cumplimenta legítimamente cada uno de los requisitos del Articulo 1 de la Convención de Montevideo que establece la definición de Estado:

 Artículo 1. El Estado como persona de Derecho Internacional debe reunir los siguientes requisitos:

I. — Población permanente.

II. —Territorio determinado.

III. —Gobierno.

IV. —Capacidad de entrar en relaciones con los demás Estados.

Bajo estos lineamientos, cualquier entidad que cumpla con estos criterios puede ser considerada como un estado soberano bajo la ley internacional, haya sido reconocido o no por otros Estados.

I- Población permanente: Es obvio. La población REML siempre está presente y nunca se ausenta de su República. Es más probable que quede deshabitado cualquier otro Estado antes que REML.

II-Territorio determinado: Perfectamente definido en la proclamación de Independencia.

III- Gobierno: Con poderes plenipotenciarios permanentes.

IV- Capacidad de entrar en relaciones con otros Estados: Acreditada con la documentación dirigida y presentada al Ministerio de un Estado miembro de la CE y su respuesta oficial.

Podemos concluir que REML cumplimenta con todos los requisitos de la Convención de Montevideo.

Es decir, según esto, cualquiera puede ser independiente simplemente con declararlo. No hace falta un territorio, puesto que al ser una república errante el propio individuo es “el estado en sí mismo”. Lo dice la Convención de Montevideo. Por un momento hemos pensado en consultarlo con un especialista en derecho internacional, pero finalmente lo descartamos para evitar risas innecesarias. 

En twitter hemos encontrado una maravillosa carta escrita por un Menda Lerenda a un operario que osó intentar entrar en su casa para leer el contador del agua, y que sirve como fuente informativa para entender mejor lo que pasa por la cabeza de un ciudadano errante: 

Imagen

Dudas legítimas

Sin duda todo este tema es bastante extraño. Dejando a un lado los prejuicios e intentando tomarse esto en serio... tampoco llegamos lejos. En la propia web por ejemplo muestran una entrada de Wikipedia explicando lo mismo que la web, como para darle legitimidad. Sin embargo en la propia Wikipedia esa entrada no existe. La única persona real que encontramos detrás de todo esto es un youtuber llamado Karlos Puest, quien en 2019 fue detenido y puesto en prisión por no pagar una multa de 2.160 euros a la que fue condenado como autor de un delito de injurias con publicidad por insultar y amenazar reiteradamente en sus vídeos a un concejal del PP de Cádiz. En el siguiente vídeo de 2018 lo podemos ver explicando un poco el tema de la República:

* Este vídeo ha sido eliminado a día 31/10/2020

Tras salir de la cárcel, en el primer vídeo que subió a la red el propio Karlos sentencia: "Karlos Puest ha vuelto más cabrón que nunca". A día de hoy no se puede acceder a su canal de YouTube desde España. Os dejamos con otro vídeo que hemos encontrado donde un tal Fran Mateos intenta explicar en qué consiste REML, aunque sin mucho éxito la verdad.

Pero sin duda alguna, el hecho que para nosotros zanja todo este asunto es el siguiente: para lograr tu ciudadanía de la República Errante Menda Lerenda tienes que pagar antes 50€. Puede que nos equivoquemos y todo esto sea una reivindicación libertaria real. Sin embargo, todo nos hace pensar que no es más que un timo muy curioso y elaborado. Que cada uno saque sus propias conclusiones. 

Comentarios