¿Se puede cambiar de equipo de fútbol?

La respuesta en el siguiente vídeo que cuenta la conmovedora historia de Justo y Nico, en la que se demuestra que el amor incondicional de un padre hacía su hijo es superior a cualquier sentimiento, a cualquier amor irracional a los colores de un equipo de fútbol. Descubran a Justo y Nico. Una historia que traspasa fronteras.

Justo padre de Nico.
Justo padre de Nico.
¿Se puede cambiar de equipo de fútbol?

Decía Eduardo Galeano que "un hombre puede cambiar de mujer, de partido político o de religión, pero no puede cambiar de equipo de fútbol", pero el genial escritor uruguayo no conoció la historía de Justo y Nico. Padre e hijo que vivían en Villa del Cerro (Uruguay). En las redes sociales se ha viralizado la historia de estos dos protagonistas que demuestra que el amor incondicional entre un padre y un hijo, hinchas de equipos de fútbol rivales, puede conseguir lo que nunca imaginó Galeano: cambiar de equipo de fútbol.

El vídeo, promovido por la Secretaría Nacional del Deporte de Uruguay en el marco del Día del Padre que se celebró en el país sudanericano el pasado 14 de julio, presenta la historia de Justo y Nico. Un padre hincha de Cerro que en honor a su hijo, hincha de Rampla, comenzó a seguir al tradicional adversario de todas las épocas, a todas las canchas del país con una bandera que dice "NICO SIEMPRE PRESENTE".

Porque Nico falleció en 2016 después de ver a su equipo contra Atenas en el Campus de Maldonado y falleció en accidente de tráfico. Tras el trágico suceso, Justo se hizo socio de Rampla en honor a su hijo y comenzó a seguirlo en todos los partidos con la famosa pancarta.

Disfruten del vídeo. Avisamos que es complicado que no se escape alguna lágrima.

 

 

Comentarios