SOSTENIBILIDAD

La arruga es bella (y ecológica)

Una campaña ambientalista viral anima a no planchar la ropa para ahorrar energía y así evitar el calentamiento global

La arruga es bella (y ecológica)

¡Atención gente del mundo que odia malgastar horas de su vida planchando la ropa! Estáis de enhorabuena porque hay una nueva campaña circulando por las redes sociales que propone dejar de utilizar la plancha, como un modo de contribuir a frenar el calentamiento global.

El nuevo reto ambientalista ha sido propuesto por varias organizaciones no gubernamentales como una manera de proteger el medio ambiente. Quienes lo promueven aseguran que si en los hogares se deja de planchar se disminuiría de manera notable el consumo energético, y esto supondría también una contribución positiva para evitar el calentamiento global. Incluso ofrecen datos más concretos como que no planchar en una casa sería equivalente a plantar unos siete árboles, a disminuir el impacto de los gases que producen siete vehículos o a generar oxígeno para una persona durante siete horas.

“Normalizar el no planchar”, “No más planchar”, “Planchar es un desperdicio” o “En mi casa no se plancha”, son tan solo algunas de las proclamas que quieren restar valor a la ropa planchada por considerarla una norma social sin sentido.

“El valorar la ropa planchada es solo una construcción social. La ropa arrugada no es signo de nada ni es anti-higiénica. Planchar la ropa es cumplir con una norma social sin sentido, su costo es un alto consumo de energía eléctrica. Y todo por un beneficio social que dura tanto como dura la ropa planchada, pero que afecta en gran medida a nuestro medio ambiente. No cuesta nada cambiar”, Mujeres sin descafeinar.

A quienes no les gusta mucho la plancha han encontrado en esta campaña la excusa perfecta para dejar de hacerlo y encima proclamar a los cuatro vientos que las arrugas de su ropa están de moda y que con ellas están contribuyendo a salvar un poco el planeta.

Pero también hay quién va más allá y propone aumentar nuestro aporte a salvar el planeta dejando incluso de lavar la ropa.

Pero al carro de la ropa sin arrugas se han sumado también algunas marcas que venden este tipo de prendas, pero cuyos costes son muy elevados. Algo que también ha recibido las críticas de los internautas.Sin título-2

Planchar la ropa durante una hora consume unos 750Wh (Vatios por hora) pero en los hogares hay también otros muchos electrodomésticos que gastan mucha más energía que la plancha. Para concienciar sobre el gasto de muchos artefactos eléctricos de los que utilizamos a diario, ECOPORTAL ha elaborado este gráfico que muestra visualmente dónde se gasta más energía en las labores domésticas.

gasto

Comentarios