El plan de ataque para invadir el Valle de los Caídos

Todos los 20 de noviembre se celebra en el Valle de los Caídos un homenaje en honor al famoso dictador que allí descansa apaciblemente. Este año miles de personas tenían previsto hacer frente a los fascistas trasnochados corriendo como Naruto y enfrentándose al temible Francobot hasta invadir el templo sagrado. Pero parece que el gobierno se adelantará en realizar el unboxing de los restos polvorientos del histórico asesino. 
El plan de ataque para invadir el Valle de los Caídos

Ya os informamos en su momento del plan urdido por un grupo norteamericano de frikis para invadir el Área 51. Muchos lo calificaron de fracaso, porque no consiguieron superar las barreras de seguridad de la base del ejército norteamericano (obvio). Sin embargo, esos frikis han plantado una semilla que está floreciendo más allá de sus fronteras. Más en concreto, este movimiento ha llegado hasta la mismísima meca del fascismo español: el Valle de los Caídos, donde descansa el Darth Vader de Ferrol. 

El convocante de este plan de ataque es Francisco Javier M.S., que propuso "correr como Naruto", para "correr más rápido que las balas", tal y como detallaba junto a un plano con la táctica de ataque en un evento creado en Facebook, que ya ha sido bloqueado. Antes de esta censura, había apuntadas unas 5.000 personas. 

El plan de ataque para el 20-N es sencillo: los flancos este y oeste de la estrella de la muerte franquista serán atacados por sendas unidades de Naruto Runners y Nezuko Runners. Corriendo como este personaje manga (brazos extendidos a lo largo del cuerpo) la leyenda dice que las balas no te pueden alcanzar. Así, esta primera incursión servirá para distraer a las "fuerzas de la resistencia fascista”, que se atrincherarán en la entrada del templo. Un batallón de furries  (seres disfrazados de peluches) servirá a la causa como fuerza de choque en la explanada del Valle de los Caídos. En ese momento, las unidades de otakos entrarán en tromba por la entrada sur del mausoleo y sendos pelotones de gamers harán lo propio en los flancos del claustro.

La resistencia se prevé muy dura, con cientos de nostálgicos trasnochados y un enorme Francobot, el jefe final antes de lograr la victoria en el asalto, y que es capaz de lanzar a sus oponentes cara al sol. Su punto débil, un enorme culo blanco desprotegido. 

francobot

El objetivo final  de la invasión consiste en lograr un unboxing de la momia del dictador. Sin embargo, parece ser que el gobierno se adelantará... seguiremos atentos los avances.  

 

Comentarios