El misterio del oso polar grafiteado con el nombre de un tanque

Un vídeo en el que se puede observar un oso polar con el mensaje "T-34" sobre su lomo ha alarmado a los conservacionistas y ha dejado perplejos a los científicos. 
El misterio del oso polar grafiteado con el nombre de un tanque

El T-34 fue uno de los tanques rusos más conocidos, y que supuso toda una ventaja para su ejército durante la II Guerra Mundial. Acabó por convertirse en un icono y orgullo de la madre Rusia, hasta el punto de que carros blindados de ese modelo son utilizados como monumentos en muchos lugares. Ahora el misterio del T-34 tiene que ver con un oso polar, y el culpable es el siguiente vídeo:

En el vídeo se puede observar cómo al principio los descubridores piensan que el oso está sucio, hasta que el animal se acerca y pueden leer las letras con claridad, momento en el que empiezan a maldecir por la crueldad. Porque según los expertos, el mensaje podría estropear el camuflaje natural del animal. Además, para hacer algo así parece obvio que tuvieron que sedar al animal, ya que el grafiti es relativamente preciso, y los osos polares no destacan por su amistad y tranquilidad precisamente.  

¿Se trata de una gamberrada? ¿un mensaje secreto? ¿se escapó de la isla de Lost? Nadie lo sabe de momento. Según The Washington Post, el vídeo apareció por primera vez en un grupo de WhatsApp localizado en Chukotka, siendo posteriormente publicado en Facebook por un trabajador del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF).

Un científico del Instituto de Problemas Biológicos del Norte, Anatoly Kochnev, sugirió que el incidente pudo haber tenido lugar en la remota región rusa de Novaya Zemlya, donde un equipo de especialistas había sedado anteriormente osos polares que habían estado vagando por áreas pobladas.

Según medios rusos, este hecho estaría relacionado con la ira local por un aumento en el número de osos polares que ingresan a las comunidades en la Rusia ártica. En febrero, se declaró un estado de emergencia en la región de Novaya Zemlya por la aparición de docenas de osos polares en varias ciudades y pueblos del Ártico.

 

 

Comentarios