Eulixe

PABLO MM, PERIODISTA

«Seas pansexual, Spiderman o Batman, no tendrás un ‘chavo’ para llenar la nevera»

Dirigirse a la gente más joven, inmersos en una globalidad que se inmiscuye en los recovecos de las banalidades fluctuantes, es actualmente una tarea, no se si difícil, pero si muchas veces olvidada. La condescendencia y el tratar de imbéciles a aquellos que “ya saben cortarse el filete” puede ser algo que desemboque en sujetos faltos, no ya de propiocepción, porque de individualismo vamos sobrados, sino de conciencia crítica y de un prisma colectivo, que al fin y al cabo es constitutivo de lo social. Está ha sido la ardua tarea que se ha propuesto la editorial Milenio con el libro "Hoy es mañana. Diez relatos para repensar el futuro". En este han participado múltiples autores, aportando distintos textos, de diversas temáticas, pero con un hilo conductor claro: la construcción de una sociedad diferente, una vez terminado el período pandémico, que es “un imperativo categórico. Uno de sus autores es el periodista conocido en redes como Pablo MM, que en el libro se define como “hijo de Carmen y Eduardo”.
'Hoy es mañana', diez relatos para repensar el futuro - Editorial Milenio.
'Hoy es mañana', diez relatos para repensar el futuro - Editorial Milenio.
«Seas pansexual, Spiderman o Batman, no tendrás un ‘chavo’ para llenar la nevera»

Artículo original de Contrainformacion.es

En el texto, titulado ‘No tenéis futuro, a menos que luchéis’ del libro ‘Hoy es mañana’, se puede extraer que, quizá, después de esta pandemia, con la crisis que se viene, se podrá volver a una senda de un nuevo movimiento revolucionario, ¿es importante en estos momentos influir a nivel mediático para ello?

Sí, podrá volverse a esta senda si los jóvenes quieren. Hablo sobre todos de y a los jóvenes, los que ahora son adolescentes, que son los que tienen la fuerza, pero también son los que van a sufrir más las consecuencias de todo esto.  ¿Es importante influir mediáticamente? Claro. Es importante que existan medios como Contrainformación, como Nueva Revolución, como Kamchatka, que den un punto de vista alternativo.

Ya sabemos que los grandes medios de comunicación no están por los intereses de la gente. Se han convertido en empresas y sus líneas editoriales se exponen en función de los intereses económicos. Así que es muy importante que existan alternativas informativas, que se preocupen de lo que realmente le interesa a la gente. Con la gente me refiero a los ciudadanos de a pie.

Algo que me ha llamado la atención es el fragmento donde se expone que “ya no hay pobres”. ¿Por qué? ¿Qué implicaciones tiene y cómo se consigue que “no haya pobres”?

Ya “no existen los pobres” porque ahora tenemos un neolenguaje donde todo es ‘cuqui’, donde todo es ‘cool’. Por ejemplo, a rebuscar comida en la basura se le llama friganismo.

¿Cómo? ¿Esto es real?

Sí, a buscar comida de la basura se le llama friganismo. Esto se puede buscar en Google. El País, por 2010 o así, cuando estaba la crisis económica acechando más que nunca, hablaba de esto como “una nueva alternativa de vida: jóvenes que buscan comida en la basura, el friganismo”.

Así que los pobres han “desaparecido” porque incomodan. Se usa un neolenguaje, donde la palabra ‘pobre’ incomoda. Se los quiere borrar del mundo y exponerles que, aunque no tengan un ‘chavo’, lo que ocurre es que están viviendo una vida alternativa, libre, fuera de ataduras… Cuando lo que realmente somos es pobres, somos putos pobres, que las pasamos putas para llegar a fin de mes y que tenemos preocupaciones más allá de lo que les interesa a los grandes medios de comunicación.

Pero esa es la raíz del problema, los medios de comunicación, porque dirigen hoy la opinión publicada y los que nos están vendiendo un lenguaje, que no se corresponden en absoluto con la realidad.

Además de los medios, ¿la izquierda, que debería reivindicar por esos derechos, tiene algo de culpa?

Pero… ¿La izquierda existe en este país? Yo pregunto, porque cada día tengo más dudas de que exista la izquierda política en este país. Yo lo pongo en duda porque veo a supuestos partidos de izquierda, que se han preocupado por cosas que al conjunto de personas les importa una mierda. ¿Qué le importa a la gente? Pues poder llegar a fin de mes, poder pagar las facturas, poder llevar comida a su casa y tener la nevera llena.  ¿En qué está la izquierda? Pues en las batallas culturales identitarias que interesan a las élites. Le interesa para separarnos y dividirnos.

Así que yo me preguntó si existe la izquierda en este país, porque yo, como una persona de izquierda me siento totalmente abandonado. Yo no sé ya quién votar. Yo creo las próximas elecciones voy a votar al Partido de los Colgados de no sé qué, solamente para ejercer mi derecho a voto, pero no tengo ninguna confianza en los partidos de izquierda.

Además, lo que pasa por ejemplo en Unidas Podemos, que están en tantas guerras fratricidas… En Andalucía, por un lado, con Errejón por el otro y Pablo Iglesias, que parece ahora el rey Midas, que no quiere levantarse del sillón ni con agua caliente. Están ahí con sus cosas, ya son una élite, tienen un sueldo asegurado a final de mes y ya la gente les importa un carajo.

Entonces, ¿qué es lo que espera la clase trabajadora?

Lo primero, yo creo, pero esto es una opinión personal, creo que lo que tenemos que tener claro es que nada condiciona tanto nuestras vidas como la clase social a la que pertenecemos. Después hay luchas, que no digo que no sean importantes, al contrario, pero nada va a influir tanto en nuestras vidas como lo hace la clase social.

Esto lo decía Fred Hampton, que era el presidente del Partido de los Panteras Negras, que ahora dirían que su discurso es racista. El en resumidas cuentas dijo “yo soy negro, vosotros sois blancos, pero lo principal que tenemos en común es que somos pobres y la lucha que tenemos en común es contra las élites. Así que no es el blanco y el negro, separados. Entonces, cuando la clase obrera se dé cuenta, se autoperciba como un sujeto político común empezará a tener intereses comunes. Mientras, pues, está cada uno haciendo la guerra por su cuenta.

Cada vez el mercado neoliberal está produciendo píldoras de identidad más reducidas. Ahora, por ejemplo, ya no somos heterosexuales, homosexuales o asexuales, sino que ahora puedes sen pansexual, sapiosexual, cualquier cosa, cualquier cosa que tú quieras, porque el mercado de la identidad te lo proporciona. Mientras tanto te has olvidado de lo que realmente te afecta, que es tu clase social, ¡que eres pobre colega! Que a lo mejor vives en un mundo donde se diga pues eres pansexual, y mañana puedes ser Batman y pasado Spiderman, pero a final de mes, seas pansexual, Batman o Spiderman no vas a tener un puto ‘chavo’ para llenarte la nevera.

¿Esto es “la política de lo gestual” de la que se habla en el texto como deriva de la izquierda? ¿Son políticas electoralistas?

Sí, pero eso le ha pasado a la izquierda cuando se ha convertido en izquierda política. Yo siempre digo que lo peor que hizo el espíritu de Podemos es salir de las plazas para pisar moqueta, porque ahí es cuando te conviertes en un partido político que solamente le interesan los votos. ¿Cómo se consiguen los votos? Tirándole a la gente de las tripas, con los sentimientos más primarios.

El ejemplo que utilizo para hablar de “política gestual” es el hecho de la exhumación de Franco, que es algo que me parece muy bien. Yo estoy de acuerdo con exhumar a Franco, pero ¿de qué te sirve eso cuando tienes a 150.000 personas enterradas en las cunetas? ¿De qué sirve esto si no hay reparación para las víctimas? Son gestos de cara a la galería. Cómo también la ley de memoria histórica, que está muy bien… Está muy bien que por una vez en la vida se les de reconocimiento a las víctimas, pero es que tenemos una jefatura del Estado que fue heredada del franquismo. ¡Tenemos un jefe de Estado repuesto por Franco! ¡Tenemos unas instituciones que están plagadas de franquismo! ¡Tenemos un Estado al que le huelen los pies a franquismo! ¿De qué sirve tanto texto si no se ataca a la raíz del problema? Esto la izquierda lo ha aprendido de la derecha.

¿Qué es la derecha? ¿Qué hace la derecha? ¿Qué hace Trump? ¿Qué hace Abascal? No sé si has visto hoy o ayer un poster, que ha sacado en una campaña Santiago Abascal, diciendo que contra la migración masiva que está habiendo en Canarias los últimos días España tiene que hacer un bloqueo naval. Sacan ahí la foto de un buque, que además es estadounidense, frente las Islas Canarias. Pero vamos a ver, ¿la raíz del problema es está?  La raíz del problema es que el Rey de Marruecos está presionando a España, poniendo pateras en el mar por el conflicto del Sahara. Vamos entonces a atajar la raíz del problema, no concedamos más pie al chantaje de Marruecos, pero claro… Lo que da votos es que salga Santiago Abascal vestido de militar… Que tiene una filia con lo militar para no haber hecho la mili en su puta vida… Y ale, ponemos aquí un buque y disparamos cañonazos a las pateras… Y este modelo lo está copiando la izquierda. Políticas de gestos, que no sirven para nada.

Pero esto le está dando votos a la derecha, mientras que la izquierda le pasa totalmente lo contrario…

Tengo la esperanza todavía de que el votante de izquierda no haya perdido su capacidad crítica, aunque a veces ves a los votantes de Podemos que parece feligreses de una religión. A pesar de eso, creo, que hay todavía una parte de la izquierda que no ha perdido su conciencia crítica. Pero lo que decía, me parece increíble el votante de Podemos… ¡Que parece que Pablo Iglesias es el puñetero Mesías! Es vergonzoso ver la actitud que tienen con él… No se equivoca absolutamente en nada… Sale el Colegio de Médicos criticando la actitud que ha tenido el gobierno durante la pandemia… Pues… ¡El colegio médico es facha! ¡Hombre! ¿Cómo se va a haber equivocado Pablo Iglesias en algo? Eso es imposible, porque es perfecto…

Por suerte, al margen de Podemos hay una izquierda crítica, que no está por los gestos que no sirven de absolutamente nada. Hemos sacado a Franco, pues de puta madre, pero tenemos al Rey Emérito de putas en Abu Dhabi y al Rey Felipe rascándose los cojones y todo sigue igual. Hemos cambiado a la momia de agujero, pero seguimos viviendo en el mismo Estado franquista de mierda.

Por otro lado, en el texto, se muestra al feminismo como contrapuesto a estas tendencias, ¿por qué? ¿Por qué se presenta al feminismo como “un sujeto político capaz de articularse para influir en las condiciones de vida”?

Yo creo que el feminismo ha conseguido cosas tangibles. Por ejemplo, la Ley Integral de la Violencia de Género es un logro del feminismo, porque entendió… Perdona es que siempre se me hace raro hablar de feminismo con mis huevazos, pero… Entendió que los homenajes, cuando hay una mujer asesinada, está bien, pero que después hay que pasar a lo verdaderamente importante.

Un hecho relevante al respecto es haber sacado la violencia machista del entorno privado. Antes cuando había una pelea, es decir, cuando un hombre pegaba a una mujer en su casa se decía “son cosas de matrimonio, no te metas”. Ahora se exige que te metas y sino eres parte del problema. Por esto digo que el feminismo ha pasado de los gestos al contenido material y tangible, a lo verdaderamente importante, que es que cambie la vida de las mujeres. Repito que las políticas gestuales son importantes, pero lo importante es ir a la raíz del problema.

En este sentido, el feminismo, ha conseguido cambiar la mentalidad de hombres y mujeres y esto se puede ver en las mujeres más jóvenes, que vienen cada vez más combativas y ya no aguantan ni una y así debe ser.

Sin embargo, y esto es una apreciación personal, en los últimos años se ha podido percibir también una tendencia, en alguna parte del feminismo, hacia este neoliberalismo en el que incluso Ana Botín tiene la legitimidad de proclamarse feminista…

Sí, toda la razón, pero es que el feminismo, en el terreno, es un concepto muy amplio, pero al feminismo que me refiero y las feministas que sigo y escucho a Ana Botín le escupirían en la cara. A Ana Botín el feminismo de clase no le importa una mierda. Ana Botín no creo que haya sufrido ningún tipo de discriminación por ser mujer, pero vaya que se ha subido al carro del feminismo porque esta de moda, pero sigue desahuciando mujeres, tiene tratos con gente influyente de América Latina que o violan directamente o promueven esta actitud hacia las mujeres… Es decir, que se ha subido al carro porque le beneficia económicamente. Es el feminismo neoliberal, que vende humo y quiere englobarlo todo, pero el feminismo no es un cajón de sastre, es la lucha de las mujeres por la libertad de las mujeres.

Yo creo en el feminismo radical y de clase, pero que luego hay otros feminismos neoliberales… Ivanka Trump dijo en una cumbre que ella era feminista, que era para decirle, ¡pues díselo a tu padre! A mi este tipo de feminismo neoliberal no me interesa en absoluto, pero esto siempre sucede con todos los movimientos sociales. El neoliberalismo intenta meterse en ellos y ¿qué hace? Por suerte, en este caso, hay un feminismo de clase muy importante que resiste.

Para terminar y ya volviendo al libro ‘Hoy es mañana’ de forma más genérica, ¿estáis contentos con el resultado?

Mira si soy sincero, a mí la portada no me gusta una mierda, porque parece un folleto de Media Markt. Lo digo como lo pienso y así se lo dije a la editora, pero bueno… Es una editorial pequeña e independiente. Si que es cierto que en cuanto a los textos yo he quedado muy contento. Cada uno ha ofrecido su perspectiva y en algunas cosas coincido con los autores y en otras no. Pero lo destacable es que es una editorial pequeñita, que ha hecho un esfuerzo importante… De maquetación se podría haber mejorado bastante, porque… Pero el contenido, que es lo importante, estoy muy contento en general y estoy muy contento de los compañeros con los que he tenido la suerte de participar.

Ahora se supone que estar con el rollo de la promoción, pero ya se lo dije a mi editora… A mi me importa una caraja y me importa una mierda que se vendan muchos o que se vendan pocos. Si a la gente le parece interesante que lo compre, si no le parece interesante que no lo compre o que espere a que salga una biblioteca o que se lo pida a un colega. Las ventas son cosa de la editorial… Después de leer esto me van a matar, pero es mi sensación… Yo estoy muy, muy, contento con lo que ha salido. Esto es un testimonio escrito que queda. Así que a quién le interese que lo compre y el que no pueda que me escriba.

Yo creo que para, sobre todo, iniciarse en diversos campos de la política es un libro interesante. Cuenta con diferentes trabajos y visiones, pero todas ellas bien escritas, aunque se pueda estar más o menos de acuerdo con cada uno.

Es un libro dirigido a un público joven, que empieza a interesarse por la política, pero que lo primero que va a hacer no es ponerse con los textos de Marx. Está escrito en un lenguaje más entendible, para que la gente joven sea consciente del entorno que les rodea, que eso es lo más importante que tenemos hoy en día. Es decir, debemos saber dónde estamos, qué necesitamos, qué nos preocupa y qué nos amenaza. Yo me incluyo en este grupo, porque a veces me disperso y pienso que otras cosas me afectan, olvidándome de lo que realmente es preocupante para nosotros, que nos tiene a todos cogidos por el cuello y así repensarnos como una sociedad colectiva. Lo que realmente necesitamos es sentirnos como grupo y poner los intereses de todos por encima de los intereses de cada uno.

 contrainformacion

Comentarios