Lu Guang: el fotógrafo chino desaparecido por incomodar a su gobierno

Lu Guang: el fotógrafo chino desaparecido por incomodar a su gobierno

Lu Guang es un fotógrafo chino afincado en Nueva York que ha pasado gran parte de su vida documentando los perjudiciales efectos medioambientales producidos debido al crecimiento económico de su país. Durante los últimos 40 años ha utilizado la fotografía como herramienta de denuncia, y eso le ha pasado factura.

El pasado mes de octubre, el ganador del World Press Photo de 2004 voló a China para para dirigir un taller de fotografía en la región de Xinjiang, donde se encuentran los controvertidos centros de detención para musulmanes, tal y como ya os contamos en EULIXE a través de una serie de reportajes. Al poco de llegar se le perdió la pista, y casi un mes y medio después, la policía china informó a la familia de Lu de que había sido detenido. Su mujer, Xu Xiaoli, asegura en una entrevista a The New York Times que desconoce las causas del arresto. "El amigo que invitó a Lu a Xinjiang también fue detenido por la policía. No tengo más información sobre él", escribió Xu en su cuenta de Twitter. Se baraja la posibilidad de que Lu estuviera intentando documentar los "campos de reeducación" de la región, o que simplemente estuviera en la mira de algún dirigente chino por haber tratado temas conflictivos en el pasado, como el deterioro medioambiental de gran parte de la China rural e industrial , o el brote de SIDA en 2001.

Sin duda, vivimos épocas oscuras para aquellos que buscan informar a la población de temas de interés social y medioambiental que incomodan a ciertas élites. Así lo demuestran los datos: en diciembre de 2018 se encontraban encarcelados en el mundo 251 periodistas por ejercer su trabajo, una cifra récord que pone de manifiesto la censura y la represión ejercida contra los informadores. Para los activistas de los derechos humanos, 2018 ha sido también un año especialmente trágico, con la friolera de 321 asesinatos, el 77% de ellos activistas medioambientales.

Un trabajador de una fábrica en Mongolia Interior. Según Lu, es habitual que los empleados de las fábricas enfermen tras uno o dos años de trabajo.
LU GUANG - CONTACT PRESS IMAGES
Efectos nocivos de la industria en el río Amarillo, China. Foto: Lu Guang - World Press Photo
Comentarios