Vida y muerte de Montserrat Caballé

Vida y muerte de Montserrat Caballé
«Fue una gran madre, una gran mujer y una gran artista, cualquier cosa que se diga de ella se queda corta, era una auténtica reina de la ópera». La también soprano Ainhoa Arteta destacó que Caballé «era única», pero por encima de todo quiso referirse a su talla humana. Familiares, amigos, políticos y personalidades del mundo de la cultura despiden este lunes a la soprano barcelonesa Montserrat Caballé, fallecida el sábado a los 85 años en el hospital de Sant Pau de Barcelona, en una ceremonia en el tanatorio de Les Corts de la capital catalana. Después del funeral, la soprano será enterrada junto a sus padres en el cementerio de Sant Andreu de Barcelona. María de Montserrat Bibiana Concepción Caballé Folch (1933- 2018​) fue una cantante lírica española con tesitura de soprano. Considerada una de las más grandes sopranos del siglo XX, fue admirada especialmente por su técnica vocal y por sus interpretaciones del repertorio belcantista. Don Juan Carlos y doña Sofía charlan en el entreacto de la ópera 'Cristóbal Colón' con la artista, en Barcelona en 1989 (Foto: EFE) Josep Carreras y Montserrat Caballé antes de su actuación en la ópera 'Werther' en 1978. Foto:Getty Images Montserrat fue una mujer de origen humilde que vivió en la posguerra española y que, gracias a su madre, quien le enseñaba conceptos básicos de solfeo, y a una adinerada familia barcelonesa, los Bertrand i Mata, logró ingresar —a la edad de 11 años— en el Conservatorio Superior de Música del Liceo de Barcelona, en un principio con una beca, y más tarde con el apoyo económico de sus primeros mecenas.    Se podría decir que su primer éxito internacional tuvo lugar en 1965, cuando el 20 de abril sustituyó a Marilyn Horne, que –indispuesta– no pudo cantar en la versión en concierto de Lucrezia Borgia, en el Carnegie Hall, de Nueva York. Su interpretación causó sensación, y la hizo famosa en el mundo de la ópera. Un periódico neoyorquino tituló al día siguiente: «Callas + Tebaldi = Caballé». Danny Kaye y Luciano Pavarotti besan a Montserrat Caballé en los camerinos de la Ópera de San Francisco, en 1978, Foto: Getty Images Montserrat Caballé llegó a interpretar más de ochenta personajes operísticos: desde la ópera barroca hasta Giuseppe Verdi, Richard Wagner, Giacomo Puccini y Richard Strauss. Representó papeles tan diferentes como Norma, Salomé, Violeta, la Marschallin, Semiramide o Isolda, amplitud de repertorio reflejado en sus muchas grabaciones. También interpretó canciones populares españolas. En 1964 contrajo matrimonio con el tenor Bernabé Martí (1928) , con quien tuvo dos hijos: Bernabé y Montserrat Martí (soprano). Montserrat Caballé y su marido, Bernabé Martí, en "Madame Butterfly" Entre 1986 y 1988, interpretó el álbum Barcelona junto al vocalista de Queen, Freddie Mercury, con quien forjó una gran amistad. En el proyecto, donde participaron en la composición de las canciones Freddie Mercury y Mike Moran, también intervinieron Tim Rice y Montserrat Caballé. Su tema principal, "Barcelona", fue elegido por el Comité Olímpico Español como himno oficial de los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992. No les fue posible presentarse en la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Barcelona de 1992 por el fallecimiento de Freddie Mercury, un año antes. Montserrat Caballé y Freddie Mercury en Barcelona, 1988. La artista, que se retiró hace unos años, ofreció más de 4.000 actuaciones a lo largo de su carrera.
En los últimos años, la cantante combinó la carrera musical con la participación en actividades benéficas. Fue embajadora de la UNESCO  y creó una fundación para ayudar a los niños necesitados de Barcelona. En una entrevista concedida a El món a RAC1 en julio del 2011 aseguró que tenía muchas ganas de seguir haciendo cosas sobre los escenarios. Falleció  debido a problemas en la vesícula biliar que se fueron agudizando en los últimos años. Montserrat Caballé con un grupo de inmigrantes en la iglesia del Pi, Barcelona en 2001. (Foto: Manolo S. Urbano) Ayer, poco después de abrirse la capilla ardiente, el ministro de Cultura y Deporte, José Guirao, fue el primero de una cortísima lista de autoridades en visitarla. Nada más llegar, se apresuró a anunciar que ya se está trabajando para organizar actos de homenaje tanto en Barcelona como en Madrid. "Queremos hacer un homenaje a la altura de lo que ella ha sido", afirmó el ministro, "ha sido emocionante ver en estas últimas horas como los grandes teatros de todo el mundo y los medios internacionales la han recordado".Según Guirao, la hija de la cantante, Montserrat Martí, ha mostrado su disposición favorable a que estos actos se lleven a cabo, aunque le ha pedido tiempo al ministro para sentarse a concretar los detalles de los homenajes, cuando estén "más tranquilos". Funeral de Montserrat Caballé. Pedro Sánchez y Quim Torra, junto al marido de la cantante, Bernabé Martí, y su hija Montserrat Martí En Barcelona, el Gran Teatre del Liceu sería el escenario escogido. En Madrid, se duda aún entre el Real, actualmente el teatro de ópera más importante de la capital, o el Teatro de la Zarzuela, donde Caballé actuó más veces, ya que en su época de mayor esplendor el Real no acogía representaciones. Mientras tanto, el Gran Teatre del Liceu sigue volcado en la memoria de la soprano más internacional que ha dado esta casa. Al empezar la función de ayer, la directora artística de la institución, Christina Scheppelmann, anunció al público que el resto de las representaciones previstas de «I puritani» se dedican a la fallecida, ya que «este teatro y su público nunca van a olvidar a esta gran cantante y los éxitos que tuvo en este escenario». Tras escuchar una de sus interpretaciones de «Casta diva», grabada en el coliseo en 1970, el público se puso en pie para dedicar una impresionante ovación a la memoria de Caballé.

La entrevista maldita de Montserrat Caballé

La soprano, que murió el sábado a los 85 años, protagonizó una aparatosa entrevista en 1981 con Rosa Montero en El País, que ha recordado Carlos Prieto en El Confidencial, que como recuerda el periodista del diario digital que el choque Caballé/Montero no está 'online', pero se puede consultar en ‘Entrevistas’, libro recopilatorio publicado en 1996, donde la periodista explicó así lo sucedido:

“El encuentro real fue aún más disparatado e impertinente que lo que yo reflejé en mi texto; que fue, en fin, un malentendido monumental, quizá el más grande de mi carrera. Me gusta la ópera, me maravillan las dotes de Montserrat Caballé y me había conmovido su historia personal cuando me estuve preparando la entrevista, de modo que acudí a su casa en la mejor de las disposiciones. Pero creo que la pillé en un pésimo momento. Todo el mundo dice que esta gran cantante es también una gran persona. Aquella tarde me pareció agresiva y arbitraria”.
  Fuentes: El País, ABC, La razón, RAC1  
Comentarios