CONIFA 2019

Los estados no reconocidos también juegan (Parte I)

EULIXE asiste al Europeo de fútbol de estados no reconocidos, en Artsaj (Nagorno Karabaj), un territorio en conflicto entre Armenia y Azerbaiyán.

Los estados no reconocidos también juegan (Parte I)

Vivir en un estado no reconocido tiene muchas desventajas. Una de ellas es que ningún organismo internacional te reconoce, y eso afecta a todos los ámbitos de la vida, desde las exportaciones e importaciones del país, hasta el uso de tarjetas de crédito o la expedición de pasaportes. Otro ejemplo es la participación en campeonatos internacionales de todo tipo, como puede ser el fútbol. Para mitigar esta situación y dar visibilidad a estos "estados fantasma", en 2013 se creó la Confederación Independiente de Asociaciones de Fútbol (CONIFA), una ONG cuya misión es "dar apoyo a los atletas y equipos de naciones, estados independientes de facto, regiones, minorías étnicas y territorios aislados que son privados de la oportunidad de participar en competiciones fútbol". Aunque en realidad el fútbol no es mas que una excusa para visibilizar y organizar a estos estados no reconocidos. La Copa Europea de Fútbol CONIFA se celebra estos días en Artsakh, y EULIXE está aquí para contarlo. 

  • ARTSAJ

La región anteriormente conocida como Nagorno Karabaj es una zona en disputa entre Armenia y Azerbaiyán. Tras la disolución de la URSS, esta región histórica pasó a formar parte legalmente de Azerbaiyán. Sin embargo la población local es armenia, y nunca han aceptado dejar de serlo. En 1988 comenzó en este pequeño territorio de 150.000 habitantes una cruenta guerra que se saldó con 30.000 muertos (la mayoría civiles), hasta que en 1994 se declaró un alto el fuego. Desde entonces, la zona que separa ambos territorios se encuentra totalmente militarizada, y aunque la calma es la tónica habitual, cada cierto tiempo se produce algún altercado que recuerda que esta es una zona de guerra. La última batalla importante se produjo en abril de 2016, cuando una ofensiva azerí acabó con la vida de 100 soldados armenios para lograr avanzar 20 kilómetros según las autoridades de Azerbaiyán, y 8 según Armenia. Ni en esto se ponen de acuerdo. 

A pesar de esta compleja situación, la vida se desarrolla con normalidad en la tranquila capital de Artsaj, Stepanakert. Para llegar hasta aquí, es obligatorio hacerlo desde territorio Armenio. Unas 6 horas en coche desde Yereván, la capital, en un bonito recorrido a través de montañas y lagos. La "frontera" no es más que una caseta en el fondo de un valle. No hay barreras, ni controles, ni armas a la vista, algo que nos choca bastante tras conocer otros checkpoints militares de otras regiones en conflicto. Los policías de Artshak nos miran entre extrañados y aburridos. Rellenamos un breve formulario, nos pegan el visado en el pasaporte, y venga, ya estamos dentro. 

La capital de este territorio no reconocido es Stepanakert. La primera impresión al llegar a esta población de poco más de 50.000 habitantes es la de haber viajado en el tiempo. Las construcciones soviéticas, los Lada, los uniformes de los miembros de seguridad que se mezclan con los civiles... huele a URSS. Sin embargo, al poco tiempo te habitúas a esos pequeños detalles, y te das cuenta de que no es más que una pequeña capital de provincia que quiere vivir en normalidad. Y parece que el Europeo CONIFA 2019 está ayudando. La gente está volcada con el campeonato, los carteles están por todas partes, y los voluntarios y policías ayudan en todo lo que pueden para que la estancia sea lo más agradable posible. 

CU7A8329

Durante nuestro primer día aquí, la organización nos lleva junto a los equipos participantes a visitar algunos de los lugares emblemáticos de la región. Un museo de arte muy digno, un precioso desfiladero entre las montañas... parece que estemos de excursión del colegio. Los jugadores de los equipos disfrutan como niños, se hacen selfies, ríen y hacen bromas. Para comer, un increíble catering con delicias locales en unas carpas montadas en un prado, con vino y bailes tradicionales. Se les va de las manos un poco, pero bienvenido sea. 

CU7A8423CU7A8463CU7A8518

Para cuando llegamos, la fase de grupos ya se había desarrollado. En el grupo A, pasaron a semifinales Abjasia y Chameria, quedándose fuera los locales y Sapmi. En el grupo B, la sorpresa del campeonato: los anteriores campeones, Padania, se quedan fuera junto a Székely Land. Pasan a semifinales Osetia del Sur y Armenia Occidental. En la próxima entrega os contaremos cómo se han desarrollado las semifinales. Atentos!

 

Comentarios