INFOGRAFÍA DEL DÍA

¿Cómo reconocer un cáncer de piel? 

Día Europeo de la Prevención contra el Cáncer de Piel

¿Cómo reconocer un cáncer de piel? 

Como cada 13 de junio, en Europa se celebra el Día Europeo de la Prevención contra el Cáncer de Piel, entre otras cosas, para concienciar sobre la importancia que tiene una buena protección, sobre todo ahora que llega el verano. Pero también se quiere hacer hincapié en el hecho de que un buen control de los lunares puede ser clave a la hora de detectar un cáncer de piel maligno. El portal de salud Vital RPP ha publicado esta infografía en la que nos muestra de manera visual cómo podemos aprender a reconocer un lunar sospechoso. Según esta información, los lunares con ciertas características como una mitad asimétrica, un borde irregular, un color variado o un tamaño superior a 6mm pueden ser señales de enfermedad. Además, también señala que los lunares no deben ni picar ni doler y que si encontramos alguna de estas características en alguna mancha de nuestro cuerpo debemos acudir al especialista para que nos haga una revisión y descarte un posible melanoma, que es un tipo de cáncer de piel muy común pero también muy agresivo.

Según los últimos datos oficiales, en España se detectan unos 4.000 casos de melanoma al año y otros 74.000 de cáncer cutáneo. Estas cifras se han duplicado en los últimos 30 años y según los expertos, parece que los casos se seguirán multiplicando debido a que España se encuentra en una zona en la que los rayos ultravioleta tienen una gran fuerza durante gran parte del año, pero los hábitos de protección son aún escasos. En general nos dedicamos a proteger nuestra piel durante los meses de verano y en muchas ocasiones solo lo hacemos en el momento exacto que nos vamos a exponer al sol. Por eso, los dermatólogos dan tanta importancia a la fotoprotección diaria cada vez que salgamos de casa y sobre todo una buena aplicación de crema solar al menos 15 minutos antes de que nos vayamos a exponer de forma directa. Además, se aconseja no tomar el sol con mesura ni tampoco en las horas centrales del día, ir cogiendo color de manera gradual, con un tipo de protector adecuado a cada tipo de piel, aplicando el producto mínimo cada dos horas y siempre después del baño, de hacer ejercicio o de secarnos con la toalla. La importancia del uso de gafas de sol y sombreros, también ayuda a la prevención y hay que tener un cuidado especial con las superficies reflectantes como el agua y la arena.

Comentarios