Palestina: Derechos no cumplidos, promesas incumplidas

El 29 de noviembre fue declarado por la Asamblea General de las Naciones Unidas como día internacional de solidaridad con el pueblo palestino, este año bajo el lema limitado de “Derechos no cumplidos, promesas incumplidas”. A pesar de la creencia popular, el de Palestina e Israel no es un conflicto que provenga de hace 2.000 años, ni es de índole religiosa, ni existe un supuesto odio congénito entre personas judías y musulmanas, sino que es una cuestión contemporánea y colonial, iniciada en el s. XIX cuando 1 minoría de judíos europeos creó el movimiento sionista con el objetivo de crear un Estado  judío en el mayor territorio de Palestina. En la siguiente infografía podemos comprobar cómo en 1918 Israel no existía, y como ha ido avanzando en la ocupación de los territorios palestinos desde entonces.
palestina
Mapa que muestra el expansionismo de Israel y la ocupación de territorios palestinos desde 1918 hasta la actualidad.
Palestina: Derechos no cumplidos, promesas incumplidas

Comunicado de la Red Solidaria contra la Ocupación de Palestina (RESCOP):

La colonización de tierras palestinas sigue creciendo; la expulsión de los palestinos de sus hogares, la represión y el encarcelamiento de niños, mujeres y hombres es una constante de la política sionista; los refugiados palestinos ven deteriorada su situación y crece su número; los palestinos del 48 -a ambos lados de los límites administrativos de la potencia ocupante- sufren la discriminación; persiste el bloqueo medieval -ya 14 años- en la palestina Gaza; y el desplazamiento de colonos sionistas a territorio palestino sigue aumentando. Todo esto ocurre porque lo ejecuta Israel pero con la complicidad de muchos gobiernos. En el caso concreto europeo, la Unión Europea no sólo mantiene acuerdos comerciales y de otro tipo, incluyendo compra y venta de armas, sino que facilita la ocupación y la represión, comerciando con los asentamientos ilegales de Cisjordania o facilitando que sus empresas se lucren con la ocupación, como sería el caso de la compañía de seguros AXA o la española Construcciones y Auxiliar del Ferrocarril, CAF en la construcción de un tranvía entre Jerusalén y las colonias próximas.

Ante los planes de normalización de la ocupación y que la Fuerza sea la que amolde las relaciones internacionales y el derecho internacional, enfrentándose a la desidia y complicidad de los gobiernos -estatales, autonómicos o locales-, personas y entidades solidarias estamos construyendo espacios libres de apartheid; logrando que en los concursos públicos solo puedan participar empresas que respeten los derechos humanos y la legalidad internacional; participando en las labores de difusión de Boicot, Desinversiones y Sanciones, para que la ciudadanía asuma que el respeto a los derechos humanos, la legalidad internacional están por encima del lucro de empresas o la sumisión a ideologías supremacistas, como el sionismo.

A pesar de todas las dificultades, la represión que sufren los palestinos, las carencias económicas que sufren los refugiados y las actuaciones de normalización de diferentes gobiernos aliados con la potencia ocupante de hacer que la ocupación sobre Palestina no se vea, no se combata, las personas y entidades solidarias no vamos a cejar en nuestro compromiso por la justicia y el respeto al derecho internacional. Vamos a seguir creando Espacios Libres de Apartheid; vamos a trabajar con empresas y entidades que defiendan el derecho internacional; vamos a estar atentos a las actuaciones de nuestros gobiernos locales, autonómicos y estatal para que sean coherentes en la defensa de nuestros propios derechos, que pasan por el apoyo al derecho internacional; y a seguir trabajando en la solidaridad con el pueblo palestino.

Comentarios