Madrid, líder europea en muertes por contaminación

Un reciente estudio del Instituto de Salud Global ha cuantificado la mortalidad vinculada al dióxido de nitrógeno en las ciudades europeas, realizando un brutal ranking de muertes por contaminación que encabeza Madrid. El culpable es el NO2, un gas tóxico producido por la quema de combustibles fósiles y que, en las grandes zonas urbanas, procede principalmente del tráfico rodado, el mismo al que la actual Alcaldesa de la capital se refirió en 2019 como una "seña de indentidad" de la ciudad. 

ayuso2
Madrid, líder europea en muertes por contaminación

Esa boina de partículas en suspensión esconde otros gases invisibles, como el NO2, que afecta a los seres vivos y que se traduce en miles de muertes prematuras. En las ciudades del top 10 de este ranking, liderado por Madrid, se estima que un 6-7% de las muertes naturales tienen su origen en la exposición al dióxido de nitrógeno.

Además del NO2, otra clasificación del mismo estudio compara las muertes causadas por las micropartículas PM2.5, donde predominan las ciudades de Polonia o la República Checa por el intenso uso del carbón, otro asesino silencioso. Ya sea en forma de gasolina, carbón o gas, la quema de combustibles es una amenaza a nuestra salud, a nuestra economía y a nuestro clima.

ayuso

Amar un aire limpio, no los atascos

A pesar de las multas y los reiterados avisos de la comunidad médica y científica, las ciudades siguen priorizando el uso del automóvil frente a la salud de las personas. El estudio de ISGlobal concluye que “muchas ciudades no están haciendo lo suficiente para afrontar la contaminación del aire y los niveles que exceden las directrices de la OMS conducen a muertes innecesarias”. 

Pues aun así, hemos visto a políticos hacer campaña contra Madrid Central, atacar las restricciones por alta contaminación o presumir de aumentar los límites de velocidad en Barcelona, mientras la población perdía años de vida por culpa de la contaminación. No han faltado quienes directamente negaban el problema (“Yo no veo la boina esa de la que ustedes hablan” llegó a decir una alcaldesa de Madrid) o consideran los atascos como “una seña de identidad” de su ciudad.

Fuente: greenpeace.org

Comentarios