La familia March, un presente de oro forjado en un pasado de sangre

El origen de varias de las dinastías más poderosas de España hay que buscarlo durante los años de la dictadura franquista. Con la llegada de la democracia, muchos de los altos cargos del gobierno de Franco siguieron ligados al mundo de la política, la justicia o las finanzas, en un proceso de transición que muchos (ellos mismos) tildaron de "modélico". A día de hoy, la mayoría poseen grandes imperios que han ido aumentando en riqueza y poder con el paso de los años y que suelen estar gestionados por sus descendientes. El caso más evidente es el de la familia March, la saga más poderosa del Estado español. 
La familia March, un presente de oro forjado en un pasado de sangre

"Corporación Financiera Alba" es el decoroso nombre que le ha puesto la familia March a su holding empresarial, y que la convierte en una de las más poderosas sagas que ha visto España en el último siglo. Sus participaciones empresariales legales están valoradas en más de 2.200 millones de euros, y están presentes en numerosas empresas de diferentes sectores. Entre las más destacadas están: Naturgy (5,1%), BME (12%), Parques Reunidos (21%), Indra (10%), Acerinox (19%), Dominion (5%), Euskaltel (11%), Viscofan (13%) o Ebro Foods (14%). Y todo este imperio se originó gracias a una sola "persona"Francisco Franco.

Nuestra Cruzada es la única lucha en la que los ricos que fueron a la guerra salieron más ricos - Francisco Franco.

El patriarca de este clan es Juan March Ordinas, un afamado contrabandista de tabaco y armas, empresario y financiero, que es considerado uno de los españoles más influyentes del siglo XX​. Su financiación del golpe de Estado de 1936 contra el gobierno legítimo de la República fue clave para el éxito de los golpistas liderados por el dictador Francisco Franco. 

March es el gran corruptor, los de hoy son aficionados. Pensaba que toda persona tenía un precio, y que solo había que encontrarlo. Es una apreciación mía, pero sin él no se hubiera producido el golpe de Estado de Franco. Algunos generales no se habrían atrevido - Honorat Bauçà, autor de dos libros sobre Juan March

Todavía en 1931, el ministro de Hacienda de la II República Jaime Carner  inició una investigación de un año sobre sus actividades irregulares. Llegó a la siguiente conclusión en un famoso discurso: "O la República somete a March, o March someterá a la República". March fue detenido, pero no sometido. Los libros de cuentas de March ardieron misteriosamente. Finalmente, fue encarcelado en junio de 1932 en la cárcel Modelo de Madrid acusado de llevar a cabo actividades económicas irregulares y de financiar a Primo de Rivera, consiguiendo a cambio el monopolio del tabaco en Ceuta y Melilla. En 1933 fue trasladado a la cárcel de Alcalá de Henares, de la que se fugó sobornando al oficial de guardia.

La conclusión de Jaime Carner se convirtió en una trágica premonición: Juan March acabó apoyando financieramente el golpe de Estado de julio de 1936. A cambio, Franco le concedió el monopolio bancario y financiero del país, algo que hizo que su fortuna creciera de manera notable durante el franquismo.

De este modo, la familia March comenzó su imperio, que se traduce hoy en el milmillonario holding empresarial "Corporación Financiera Alba", heredera directa del franquismo, y que sigue la tradición familiar expuesta por el patriarca en la siguiente frase que se le atribuye:

Si robas un pan, te llamarán ladrón; si robas un millón, te dirán estafador; pero si robas cientos de millones, te llamarán magnate y se arrodillarán ante ti - Juan March

Comentarios