INFOGRAFÍA DEL DÍA

¿Cómo se percibe la corrupción en los diferentes países europeos?

¿Cómo se percibe la corrupción en los diferentes países europeos?

 

Desde Transparencia Internacional se elabora anualmente un informe en el que se detalla el índice de percepción de la corrupción (IPC) en más de 180 países. Para elaborarlo utilizan una escala del 0 al 100, donde 0 es altamente corrupto y 100 es muy limpio. Según estos datos, en 2018 más de dos tercios de los países puntuaron por debajo de 50 la percepción de la corrupción en sus territorios. Esta información se puede ver de manera mucho más visual en este mapa elaborado por El Orden Mundial (EOM), en el que observamos como en el continente europeo la mayoría de los habitantes perciben corrupción en las zonas en las que viven. Estas informaciones no hacen más que confirmar el continuo fracaso de las clases políticas por controlar esta temática, algo que está derivando en una crisis en muchos estados democráticos de todo el mundo. La mayoría de las regiones no logra establecer medidas eficaces contra la corrupción, pero si que es cierto que hay algunas excepciones. En el mapa vemos en color azul a países como Alemania, Suiza, Finlandia, Suecia o Reino Unido que han dado una puntuación superior al 80, lo que significa que sus habitantes perciben que allí a penas hay corrupción. En el otro extremo están lugares como Rusia, Ucrania o Serbia en donde sus habitantes si que tienen una percepción alta de la corrupción. En un término medio, con índices de percepción de la corrupción que van del 40 al 60, encontramos a países como Rumanía, Turquía, Bielorrusia Italia o España, que no perciben a sus territorios ni como muy corruptos, ni como poco corruptos. Viendo la evolución de este índice desde el año 2008 a la actualidad, vemos que en el Estado español la percepción de la corrupción aumentó entre los años 2013 y 2016, situándose el índice sobre el 30 y 40, lo que significa que sus habitantes consideraban al país mediterráneo como bastante corrupto durante ese periodo.

Comentarios