El 1% de la población más rica contamina el doble que el 50% más pobre

Intermón Oxfam y el Instituto del Medio Ambiente de Estocolmo acaban de publicar el informe "Combatir la desigualdad de las emisiones de carbono", donde concluyen que el 1% de la población más rica produce más del doble de los gases de efecto invernadero que la mitad de la población más pobre, poniendo de manifiesto las amplias desigualdades económicas que existen acerca de la huella ecológica que emiten las personas y que son las personas más ricas las principales responsables del cambio climático.

Porcentaje de emisiones acumuladas entre 1990 y 2015, y uso del presupuesto global de carbono para la meta de los 1,5 °C, vinculado al nivel de consumo de los distintos grupos de ingreso a nivel global - Intermón Oxfam
Porcentaje de emisiones acumuladas entre 1990 y 2015, y uso del presupuesto global de carbono para la meta de los 1,5 °C, vinculado al nivel de consumo de los distintos grupos de ingreso a nivel global - Intermón Oxfam
El 1% de la población más rica contamina el doble que el 50% más pobre

En 2020, las emisiones de carbono se han reducido drásticamente a causa de las restricciones impuestas por la pandemia de COVID-19. Sin embargo, la crisis climática, desencadenada por la acumulación de emisiones en la atmósfera a lo largo del tiempo, ha seguido agudizándose. Este informe detalla los resultados de nuevas investigaciones que ponen de manifiesto cómo, en las últimas décadas, la desigualdad extrema de las emisiones de carbono nos ha dejado al borde del colapso climático. Asimismo, explica qué medidas deben adoptar los Gobiernos en este decisivo momento histórico para construir economías más justas que respeten los límites de nuestro planeta.

El nuevo informe de Oxfam pone de manifiesto que nuestro actual modelo económico ha sido el desencadenante tanto del actual desastre climático como de una desigualdad igualmente catastrófica. La pandemia de COVID-19 nos impone la incuestionable obligación de reconstruir con un modelo mejor, y sentar las bases de una economía global más sostenible, resiliente y justa. Combatir el desproporcionado volumen de emisiones de carbono de los más ricos de la sociedad debe ser una de las principales prioridades de este compromiso colectivo - Ban Ki-moon, vicepresidente de The Elders y ex Secretario General de las Naciones
Unidas.

Esta nueva investigación conjunta de Oxfam y el Instituto del Medio Ambiente de Estocolmo (SEI) revela que la desigualdad extrema de las emisiones de carbono en las últimas décadas es el principal desencadenante del actual colapso climático. Entre 1990 y 2015, las emisiones anuales se incrementaron en un 60 %, y las emisiones acumuladas se duplicaron. Se estima que, durante este periodo crítico:

  • El 10 % más rico de la población mundial (aproximadamente 630 millones de personas) generó el 52 % de las emisiones de carbono acumuladas, consumiendo casi un tercio (el 31%) del presupuesto global de carbono tan solo durante esos 25 años. 
  • Mientras tanto, el 50 % más pobre de la población mundial (aproximadamente 3100 millones de personas) generó tan solo el 7 % de las emisiones acumuladas, consumiendo únicamente el 4 % del presupuesto de carbono disponible.
  • Tan solo el 1 % de la población mundial (aproximadamente 63 millones de personas) generó el 15 % de las emisiones acumuladas y consumió el 9 % del presupuesto de carbono, el doble que la mitad más pobre de la población mundial.
  • El 5 % más rico de la población mundial (aproximadamente 315 millones de personas) es responsable de más de una tercera parte (el 37 %) del incremento total de las emisiones (ver Gráfico 2), mientras que el incremento total de las emisiones generadas por el 1 % más rico triplicó al del 50% más pobre en ese mismo período.

intermon2

Comentarios