FOTO DEL DIA

El Valle de los Caídos y Francisco Franco

Casi 44 años después de su entierro, el 24 de noviembre de 1975 (cuatro días después de su muerte), los restos del dictador español Francisco Franco salen hoy del Valle de los Caídos.
El Valle de los Caídos y Francisco Franco

El Valle de los Caídos, construido entre 1940 y 1958, ha alimentado la controversia desde su construcción. Para unos simboliza la reconciliación de los combatientes de los dos bandos de la Guerra Civil. Otros consideran que constituye un monumento faraónico a la gloria de un dictador y un atentado a la dignidad de las víctimas republicanas, enterradas sin su consentimiento en el mausoleo. Tras casi veinte años de una construcción que costó 1.159 millones de pesetas (casi 7 millones de euros) y en la que intervinieron unos 20.000 trabajadores, entre obreros y prisioneros políticos. El 1 de abril de 1959 se inauguró la basílica, abadía y la cruz de 150 metros de altura sobre la montaña que conforman el mausoleo.

De inmediato hubo un traslado masivo de cadáveres en camiones militares que los recogieron de distintas fosas. La mayoría de las veces los trasladaban en cajas de madera de pino preparadas para una quincena de cadáveres donde se mezclaban los huesos haciendo casi imposible la identificación individualizada. Muchos familiares se enteraron a posteriori de estas inhumaciones y en ocasiones hubo incluso una decidida oposición. En el Valle están enterrados en diferentes criptas y pisos 33.833 cadáveres, de los cuales 12.410 son de personas desconocidas, lo que lo convierte en la mayor fosa común de España. El último traslado de un cuerpo se produjo en 1983.

El Valle de los Caídos fue levantado según el proyecto del arquitecto Pedro Muguruza, quien trabajó en él entre 1940 y 1950. Luego, fue sucedido por Diego Méndez, quien estuvo al frente de las obras hasta su conclusión en 1958. En una entrevista en el diario ABC, el arquitecto recordaba a los pocos días de la muerte del dictador cómo Franco le confesó en un aparte y señalando el lugar donde, hasta hoy 24 de octubre de 2019, ha estado su lápida, el lugar donde quería ser enterrado: «El día que se inauguró la tumba de José Antonio, Franco me llevó paseando hasta el presbiterio y me dijo: “Méndez, y aquí, luego, yo”».

Casi 44 años después de su entierro, el 24 de noviembre de 1975, los restos del dictador español han salido del Valle de los Caídos.

Comentarios