Eulixe

ONR, el Vox de Polonia, se enfrenta a su fin tras ser declarado «partido fascista»

Una sentencia del Tribunal Supremo polaco señala que los miembros de la agrupación ONR (Campo Nacional Radical) se visten como las milicias nazis y fascistas antes y durante la Segunda Guerra Mundial y que abogan por una Polonia étnicamente homogénea, un elemento importante de la ideología fascista, por lo que esto podría llevar a su ilegalización. Se trata del partido que alabó la diputada de Vox Rocío de Meer en una serie de polémicos tuits, y es, además, un grupo cercano a los círculos franquistas españoles.
ONR
Fascistas del ONR polaco, próximo a VOX, durante un desfile en Cracovia. Foto: Wikimedia Commons.
ONR, el Vox de Polonia, se enfrenta a su fin tras ser declarado «partido fascista»

Artículo original de Contrainformacion.es

El ONR se fundó en 1934 y promulga el antisemitismo, la “pureza de la raza blanca” y la supremacía del catolicismo y su ideología está inspirada, en parte, por la de la Falange española.

La diputada ultraderechista de Vox Rocío de Meer alabó al grupo a través de unos polémicos tuits e incluso compartió un vídeo de la organización neonazi y antisemita de Polonia cuyas raíces quedan integradas en el odio al inmigrante y un sentimiento ultracatólico y ultranacionalista.

La diputada por Almería lo subía a su perfil de Twitter, donde lo acompañaba del siguiente texto: «Hay una Europa fiel a sus raíces. Que no se arrodilla ante la dictadura progre. En la cooperación de esas naciones libres y soberanas creemos. Sin que nadie venga a imponernos delirios ideológico», acompañado de las palabras de Justyna Helcyk, protagonista del vídeo y coordinadora del movimiento: «Polonia no alimentará extranjeros mientras nuestros hijos pasan hambre”.

El fallo judicial es el resultado de los esfuerzos iniciados por Robert Kolinski, militante de un partido de izquierdas de la ciudad de Elblag, en 2017. Kolinski, en declaraciones a la prensa recuerda cómo, cuando declaraba en el juicio, los miembros de ONR allí presentes “no tenían ni idea de los hechos históricos que presenté” con el apoyo de historiadores. “Sus ojos se abrieron con sorpresa cuando incluso hablé del colaboracionismo del ONR con los nazis durante la Segunda Guerra Mundial”.

Según la legislación polaca están prohibidas las formaciones políticas que defiendan ideologías totalitarias, por lo que Robert Kolinski espera que esta sentencia pueda ser la clave para ilegalizar el ONR. Ya en 2008, tres miembros de esta formación fueron condenados por hacer el saludo fascista en público.

El Instituto Nacional de la Memoria polaco (IPN), organismo estatal que funciona con fondos públicos, aunque sus puestos de responsabilidad son adjudicados con criterios políticos, ha sido acusado a veces de promover una visión más nacionalista que patriota del pasado y presente del país.

Tomasz Greniuch fue nombrado hace poco director de la IPN en Wroclaw y enseguida salieron a la luz fotos suyas cuando fundó la delegación regional del ONR y frecuentaba manifestaciones en las que, a veces, vestía uniformes y brazaletes casi idénticos a los alemanes de la Segunda Guerra Mundial y saludaba brazo en alto con banderas al hombro. La publicación de las fotos provocó tal revuelo y protestas que hicieron que Greniuch tuviese que dimitir.

El ONR recibe apoyo por parte del Gobierno. Incluso el actual ministro de Educación, Przemysław Czarnek, ha participado en manifestaciones y mítines de la agrupación en más de una ocasión.

La ONU pide a Polonia que ilegalice el ONR

A pesar de que el Comité de la ONU para la Eliminación de la Discriminación Racial considera el ONR un grupo fascista y ha pedido a Polonia que lo ilegalice, este y otros grupos similares han sido autorizados a organizar y tener un destacado protagonismo en celebraciones nacionales como las del Día de la Independencia, encabezadas por el presidente Duda.

En el homenaje a los ‘soldados malditos’ de 2020, el primer ministro, Mateusz Morawiecki, pidió a los polacos que estuvieran dispuestos a morir por su país, “como los soldados malditos hicieron”. Durante su discurso, Morawiecki citó a Roman Dmowski, cofundador del partido Democracia Nacional que ha pasado a la historia con claroscuros debido a su obsesión antisemita.

En febrero del año pasado tuvo lugar un homenaje a Romuald Rajs, cuya unidad asesinó a 79 civiles indefensos como represalia por colaborar supuestamente con los comunistas, al que acudieron varios miembros de ONR. Rajs, es considerado un héroe por algunos y un criminal de guerra por otros.

contrainformacion

Comentarios